10 beneficios del IoT para empresas

El Internet de las Cosas o IoT, por sus siglas en inglés, ha sido reconocido como la tecnología emergente más prometedora de nuestro tiempo. Si empleamos una definición sencilla, IoT se refiere a la interconexión de dispositivos y gadgets para recopilar, transmitir y almacenar datos. Pero ¿cuáles son los beneficios del IoT para empresas?

Qué es el IoT

El IoT va mucho más allá de smartphones y tablets. Esta tecnología hace referencia a una amplia variedad de dispositivos: automóviles, termostatos, iluminación y dispositivos portátiles.

A través del IoT, los dispositivos pueden intercambiar datos en tiempo real para su análisis y ejecución. Un estudio de TI realizado por la firma de investigación Gartner estimó que 26 mil millones de ordenadores, teléfonos y dispositivos inteligentes estarán conectados en 2020.

A medida que la tecnología se desarrolla, las soluciones del IoT cambiarán la forma en que trabajamos y vivimos. En particular, las empresas podrán aprovechar estos avances para la recopilación de datos, impulsar la innovación y mantenerse más competitivas.

Ventajas del IoT

Las grandes organizaciones ya han comprendido que el futuro pasa por cosechar los beneficios del IoT para empresas. Pero ¿cuáles son los más importantes?

1. Reducción de costes

En la industria 4.0, los dispositivos IoT pueden monitorear equipos y minimizar el tiempo de inactividad al predecir fallos en la línea de producción. Las empresas ahorran y mejoran su eficiencia energética.

2. Conocimiento del comportamiento del usuario

Comprender las preferencias y el comportamiento de los clientes es clave para el éxito de cualquier negocio. El IoT permite a las empresas recopilar, gestionar y analizar grandes cantidades de datos. Esto facilita la predicción de preferencias y tendencias. De este modo, se diseñan productos y servicios personalizados con valor añadido.

3. Aumento de la productividad

Los dispositivos IoT pueden ayudar a las compañías a evaluar con precisión la demanda. Además, también es posible administrar de manera eficiente las etapas de producción. Del mismo modo, se reducen las tareas repetitivas o monótonas, por lo que los empleados pueden dedicar su tiempo a desempeñar funciones más productivas.

4. Mejora del servicio al cliente y la experiencia de usuario

Un servicio de atención al cliente impecable es un factor clave para garantizar la rentabilidad de cualquier organización. Opciones que faciliten las transacciones o el seguimiento de las compras, mejorarán la experiencia de usuario.

5. Mayor seguridad laboral

Los dispositivos IoT pueden ayudar a los empleadores a garantizar la seguridad de los empleados y mejorar las condiciones en el lugar de trabajo. Los sensores integrados y los dispositivos portátiles permiten que los trabajadores en entornos de alto riesgo puedan ser monitoreados. Empleados de sectores como la minería o la construcción recibirán avisos instantáneos contra derrumbes, caídas o agotamiento. Por su parte, las pequeñas empresas pueden utilizar cámaras de videovigilancia y cerraduras inteligentes. Éstas facilitarán el control y la protección de activos e instalaciones.

6. Incremento de las oportunidades de negocio

El IoT abre la puerta a nuevas oportunidades comerciales. Esta tecnología permite a las empresas beneficiarse de las modernas fuentes de ingresos desarrolladas por modelos y servicios comerciales cada vez más avanzados. Las innovaciones impulsadas por IoT crean relaciones comerciales sólidas, reducen el tiempo de comercialización y aumentan el retorno de la inversión. Además, el IoT tiene el potencial de transformar la relación entre consumidores y empresas.

7. Uso mejorado de los activos

A través del IoT para empresas, se consigue realizar un control en tiempo real de todos los activos. De esta manera, se localizará al momento cualquier incidencia que interfiera en el rendimiento de recursos y equipos.

8. Mejoras en las estrategias de negocio

Uno de los beneficios más importantes del IoT para las empresas es la oportunidad de aprovechar al máximo un mercado cambiante. La incorporación de metodologías ágiles y la adaptabilidad marcará la diferencia entre el éxito y el estancamiento.

9. Protección de datos

La experiencia ha demostrado que casi dos tercios de los propietarios de smartphones utilizan sus dispositivos personales para actividades relacionadas con el trabajo. Sin embargo, para la organización, este hecho podría traer consigo importantes riesgos para la seguridad de datos confidenciales de la empresa.

El IoT permite configurar estos dispositivos para que su uso no comprometa la privacidad y la seguridad de la información sensible de la corporación.

10. Mejora en la toma de decisiones

La información facilitada por los dispositivos interconectados con el IoT ayuda a tomar mejores decisiones. Tanto a nivel interno como de cara al usuario. Esto permite a las organizaciones planificar tácticas y estrategias más efectivas y reforzar su imagen de marca.

Son muchos los beneficios del IoT para empresas. En el tejido industrial del siglo XXI, las compañías deben haber implementado soluciones de IoT. De otro modo, se verán condenadas a la desaparición dentro de un mercado global.