Qué es Data Driven y cómo ayuda a transformar los negocios

La transformación digital ha traído consigo nuevas fórmulas para aumentar el potencial y la productividad de las empresas. En la actualidad, la Revolución Industrial 4.0 se encuentra estrechamente vinculada a la Inteligencia Artificial y el Data Science. El manejo de ingentes cantidades de datos es poder. Por ello, es importante saber qué es Data Driven y cómo ayuda a transformar los negocios.

Qué es Data Driven

La cultura del Data Driven comienza de la mano del Data Driven Marketing. Una de las grandes habilidades que debe dominar una empresa de marketing pasa por saber gestionar la enorme cantidad de datos que poseen las compañías.

Resulta básico que los profesionales puedan bucear en cada uno de los sectores del negocio para conseguir una estrategia exitosa.

Esta es la razón principal por la que sale a la luz una nueva tendencia. ¿Su nombre? Data Driven Marketing. ¿Su finalidad? Basar las decisiones en las conclusiones adquiridas tras el análisis de estos datos.

Tácticas basadas en datos

Las organizaciones pueden obtener datos prácticamente de cualquier área del negocio: ventas, RR.SS., logística, interacción con los proveedores, etc. Sin embargo, resulta vital dominar un arte esencial para el negocio: establecer la diferencia entre los datos útiles de los que no aportan valor.

El Data Driven Marketing se ha convertido en una fórmula estratégica para la transformación de estos datos y su uso de la forma más eficaz para una empresa. De este modo, se logra la optimización de los procesos y las tácticas. Además, se experimenta un aumento en las ventas.

Aunque son notables todas las bondades que brinda la cultura del Data Driven, lo cierto es que aún no ha calado suficientemente en el tejido empresarial. Según los investigadores, más del 70% de las compañías son conscientes de que los datos son uno de los principales activos estratégicos. Inconcebiblemente, la inversión para sacar partido no es suficiente.

Al parecer, los números hablan por sí solos y los empresarios postergan para más adelante implementar esta opción. Casi el 90% de las marcas afirman que tienen previsto realizar una inversión en esta manera de analizar datos… pero en el futuro.

La cultura del Data Driven permite el mejor tratamiento de uno de los principales activos estratégicos de una empresa.

Qué es una Data Driven Company

Es posible ofrecer una definición que simplifique el concepto. Una Data Driven Company es una organización en la que imperan los datos, está imbuida de una extraordinaria cultura alrededor de ellos (cultura Data Driven) y la toma de decisiones está basada en el óptimo análisis de esta información.

Estas empresas son conscientes de que su éxito depende de la calidad y la fiabilidad de sus datos. También han comprendido que la analítica a la que sean sometidos debe ser profunda y eficaz.

Gracias al conocimiento que se extrae de este proceso, las organizaciones pueden disponer de una perspectiva más honda y certera del estado del mercado. Además, tomarán conciencia de su propia situación interna y podrán establecer un mejor entorno para sus clientes.

De este modo, aumenta la calidad de la atención a los usuarios y consumidores y se puede optar por la personalización de las comunicaciones, campañas de marketing y oferta de productos. El negocio deja de ser intuitivo para basarse en información fiable y de calidad.

Por dónde empezar a implementar el Data Driven

Es cierto que con el avance digital se ha facilitado el acceso a herramientas cada vez más eficientes y sencillas destinada al análisis avanzado. La oportunidad de adoptar una cultura Data Driven está al alcance de cualquier empresa.

No es necesario ser una enorme compañía nativa digital, como Amazon. Es cierto que el negocio nativo digital tiene más fácil el proceso. Sin embargo, incluso una PyME puede seguir esta opción que ayuda a transformar los negocios, aumentar los beneficios e incrementar la productividad.

No obstante, la implementación del proceso hacia la conversión en una Data Driven Company no es sencillo ni inmediato. Es preciso asumir que se debe realizar una inversión en tiempo y recursos.

Pero hay que tener presente que, según los expertos, es la manera más intensa de transformar el Big Data en información de valor. Asumida esta premisa, solo queda saber cuáles son los pilares fundamentales sobre los que se asiente la estrategia para conseguirlo.

La oportunidad de adoptar una cultura Data Driven está al alcance de cualquier empresa independientemente de su tamaño.

Las tres arterias principales para la transformación

Es necesario que las organizaciones comprendan que se están enfrentando a una transformación integral. Al sumergirse en la cultura Data Driven deben tenerse en cuenta tres cuestiones imprescindibles.

Tecnología

La tecnología debe adaptarse al progreso de la empresa y no al contrario. A través de ella se obtienen, almacenan, tratan y presentan los datos recabados.

Un concepto Data Driven debe apoyarse en la tecnología adecuada que optimice la utilización y el aprovechamiento de la información. Es preciso el uso de plataformas que potencien un entorno flexible, escalable y móvil.

Talento

A pesar de la importancia fundamental de la tecnología, lo cierto es que precisará contar con el talento humano especializado en su forma de funcionar. Ellos serán quienes accedan a los datos, los crucen y logren establecer un mapa de la información extraída.

Los perfiles de estos trabajadores se encargarán de subir los estándares de calidad de los datos, evitar errores o información duplicada y conseguir más precisión y procesos mejor organizados.

Estrategia

La estrategia debe formar parte de la cultura empresarial en general y de la cultura Data Driven en particular. Son los altos directivos quienes deben implicarse en este concepto. Han de centrarse en cuestiones que van desde la definición de los objetivos hasta el diseño de los procesos internos.

Es preciso el diseño de una administración de los datos adaptado a lo que el negocio necesita. En este apartado, deben resultar identificables los profesionales que van a servir de referentes y han de quedar establecidos los puestos que ocuparán los empleados dentro de los equipos.

Queda clara la importancia del Data Driven a la hora de ayudar a la transformación de los negocios. La Data Driven Company no debe ser considerada la empresa del futuro. Muy al contrario, los negocios capaces de implementar mejoras para optimizar la calidad en el análisis de sus datos estarán invirtiendo en garantías, posicionamiento en el mercado y conocimiento del cliente.