¿Qué mueve a los programadores de Software?

“¿Cómo es posible? Es el tercer candidato interesante que nos rechaza una oferta laboral en este mes para incorporarse a nuestra compañía, ¿qué estamos haciendo mal a la hora de atraer buenos perfiles de programadores de Software?”.

Estas son algunas de las cuestiones que me trasladaba uno de mis clientes hace unas semanas, tras experimentar el tercer intento fallido de incorporar a un programador Backend en el mismo mes. Por supuesto, no es el primer cliente que me traslada sus inquietudes respecto a la atracción de talento tecnológico. Ni su incertidumbre a la hora de abordar con éxito el presente y el futuro del mercado de profesionales para incorporar a su organización.

Así que he decidido dedicarle un espacio a la reflexión y al contexto actual, para dar respuestas a estas cuestiones que mis clientes comparten conmigo cada día.

El primer dato que arroja luz sobre el asunto es la previsión de La Unión Europea para este 2020, y es que se estima que se van a necesitar cubrir 900.000 puestos de trabajo en el área informática y de las nuevas tecnologías, lo que supondrá un 8% del empleo total generado.

Este dato no es más que un fiel reflejo del proceso de digitalización que están afrontando ya la mayor parte de las industrias y sectores, cada una de acuerdo con sus necesidades y retos. Pero todas con el objetivo claro de incluir la tecnología como un actor importante y decisivo en la evolución de sus modelos de negocio.

Programadores de Software: demanda y oferta laboral

Si focalizo en el entorno donde mi equipo y yo operamos, en la zona de Cataluña, la explicación a este hecho es principalmente la falta de personal cualificado en este ámbito. Fenómeno que asfixia el crecimiento de la mayoría de las empresas tecnológicas de Barcelona. A pesar de la buena noticia que supone para una región concreta la generación y el incremento del empleo.

Según un informe publicado por Barcelona Digital Talent, existe un gap importante entre el incremento de la demanda de perfiles digitales (alrededor +40%) y el número de profesionales disponibles y capacitados para darle respuesta (+7,6%).

Es innegable que nos movemos en un mercado híper competido cuando nos referimos a perfiles tecnológicos. Y en determinados territorios, la situación se complica especialmente.

Desde la división especializada de Information & Technology de Spring Professional Barcelona (The Adecco Group), nos hemos hecho la siguiente pregunta: “¿qué es aquello que realmente interesa y motiva a este tipo de profesionales a la hora de elegir un proyecto/empresa o a la hora de cambiar de uno a otro?”.

Y por este motivo nos pusimos a trabajar en el diseño y ejecución de una breve encuesta en la que preguntamos a 275 desarrolladores de Software, con una experiencia de entre 2 a 6 años y en una franja de edad de entre 27 y 40 años, cuáles eran los factores que consideran más importantes a la hora de elegir un nuevo proyecto profesional. Estas entrevistas las llevamos a cabo durante los últimos nueve meses del 2019.

Resultados del estudio

Los resultados que obtuvimos fueron muy reveladores:

  • El 89% de los participantes en la encuesta, tienen muy en cuenta la cercanía del puesto de trabajo a su domicilio a la hora de plantearse un cambio de empleo.
  • El segundo factor en importancia, con un 86% de peso muestral, fue la flexibilidad horaria de entrada y salida que permite conciliar la vida personal con la profesional.
  • Y como tercer factor, con un 77% de representatividad, nos encontramos con la importancia del stack tecnológico con el que trabajarán.
  • La formación específica y las opciones de desarrollo profesional, así como el teletrabajo, son los dos últimos factores de decisión, con un 67% y un 62% de representatividad, respectivamente.

Con estos datos encima de la mesa, un primer análisis nos permite dividir los cinco factores en dos grandes grupos; uno relacionado con la “conciliación familiar” y otro más orientado a lo que podríamos llamar el “proyecto”.

Reflexiones

La Conciliación Familiar englobaría los factores cercanía al domicilio, flexibilidad horaria y formación específica. Por su parte, en el Proyecto se incluirían el stack tecnológico y la formación específica de la oferta.

Según este resultado, parece que los programadores de Software se inclinan, a la hora de tomar una decisión de cambio o en la elección por una oferta y no otra, por aquellos beneficios que les permiten un equilibrio con su vida personal. Esto encaja con la filosofía de vida de la generación Millenial, altamente representada en nuestra muestra.

Una segunda reflexión, nos lleva a pensar que hay compañías que están más preparadas para ofrecer este tipo de beneficios a sus empleados. Con políticas más enfocadas a la retención de este talento tecnológico tan escaso y difícil de captar. En este sentido, las start ups que conforman el ecosistema Tech en Barcelona son las mejor posicionadas, con muchos beneficios enfocados a la conciliación y al bienestar de sus empleados y con el fin último de retener a sus empleados.

Las grandes empresas, que venían de políticas más clásicas y tradicionales de RRHH y menos adaptadas a este tipo de candidatos, están en proceso de desarrollo e implantación de mejoras en este sentido. Aunque, como grandes corporaciones que son, los cambios tardan más en implementarse y pueden encontrarse más resistencias.

Por todo esto, y dada la escasez de talento en el sector I&T que experimentamos en Barcelona, las empresas están entrando en “guerra” por captar y retener este tipo de profesionales. Para los programadores de Software, las contraofertas están a la orden del día como herramienta de retención de activos. Sin olvidar, claro está, que la inflación salarial cada vez es más notable.


 

 

José Barrajón

Manager Information & Technology, Spring Professional