Síndrome de Cronos: ¿Nueva enfermedad organizacional?

8 minutos

Síndrome de Cronos: ¿Nueva enfermedad organizacional?

Cronos para los griegos o Saturno para los romanos, era uno de los descendientes divinos de Gea (diosa de la tierra) y Urano (dios del cielo). El cual derroto a su padre Urano y ascendió al trono casado con su hermana Rea, con la que tuvo varios hijos que acabo comiéndose, por miedo a que alguno de estos lo destronará.

Rea en venganza dio a luz a su hijo Zeus, al cual, Gea le suministró un veneno para que Cronos lo tomará, haciéndole arrojar en orden inverso a todos sus hijos. Zeus y sus hermanos declararon la guerra a Cronos, destronándolo de su reino.

Por lo tanto, en términos de salud laboral, hablamos del Síndrome de Cronos, como aquel miedo a ser “destronado” del puesto de trabajo. Donde la persona que lo padece es capaz de destruir cualquier oportunidad de promoción por parte de sus compañero/as de trabajo. Quedando reflejado no solo el detrimento en el proceso salud/trabajo y desarrollo social de la persona que lo padece, sino también en el aumento de la posibilidad de sufrir Burnout o Boreout en sus subordinados.

Hablamos de Burnout o síndrome de estar quemado en el trabajo, cuando la persona que lo padece alcanza un estado de agotamiento físico, emocional y mental a causa del estrés generado en el trabajo o por el estilo de vida que esta desarrolle.

Y hablamos de Boreout o aburrimiento laboral, cuando la persona que lo padece manifiesta aburrimiento crónico, baja autoestima generadora de problemas de índole psicológico graves como es la depresión.

El Síndrome de Cronos define a un perfil superior jerárquicamente, como pueden ser directivos y gerentes, que imposibilitan la evolución del personal de su organización por temor a ser “derrocados” de su lugar en la empresa.

Síndrome de cronos a nivel empresarial

El Síndrome de Cronos, se puede presentar en cualquier empresa u organización siendo irrelevante el tamaño o la actividad de esta. Tampoco incide en su aparición, aspectos intrínsecos como la edad, el sexo o condición del directivo. Aunque en ocasiones las personas que lo padecen presentan una casuística común, como un alto nivel de inseguridad, carencia de conocimientos, formación, competencias o habilidades.

El síndrome de Cronos, en la actualidad se ha visto aumentado en las organizaciones con la llegada de la pandemia por Covid-19, donde la estabilidad laboral se ha visto bastante deteriorada, ya que según la encuesta de población activa (EPA) del servicio público de empleo estatal (SEPE) la tasa de paro en España aumentó hasta el 16,13% en el ultimo año, esto ha generado por lo tanto que se aumente el miedo a perder la posición laboral.

¿Cómo reconocer a este tipo de personas en las organizaciones? 

Las personas que sufren de este síndrome son personas que:

  • Sólo muestran sus emociones cuando consiguen algún logro personal, pero jamás muestran sus emociones negativas o que les instale en una tesitura de vulnerabilidad ante su equipo de trabajo.
  • Son personas multitarea, es decir asumen toda la responsabilidad de su área o departamento, sin delegar de ninguna de las maneras, responsabilidades importantes a su personal, por miedo a que estos cumplan esas tareas de mejor forma.
  • Son personas sumamente obedientes con sus mandos superiores, pero sin embargo no permiten ninguna objeción por parte de su equipo de trabajo.
  • Tiende a ensalzar y recordar de forma sistemática su superioridad sobre los demás.
  • Se atribuyen como propios los logros de su equipo de trabajo.

¿Las personas con Síndrome de Cronos afectan al clima organizacional? 

Efectivamente las personas que padecen este síndrome, muy probablemente faciliten la pérdida de talento dentro de la organización, ya que los empleados a su cargo terminaran frustrándose, al sentir que no se están teniendo en cuenta los esfuerzos y logros de estos por parte de la empresa. Generando el abandono del puesto de trabajo o contribuyendo al estancamiento profesional.

Esta pérdida de interés o estancamiento profesional se traduce de forma visible en una baja productividad, en un descenso de la calidad de trabajo, de las relaciones interpersonales… afectando a su vez a la estabilidad del empleo del trabajador dentro de la organización.

¿Cómo evitar o reducir la aparición del Síndrome de Cronos en las organizaciones?

La postura que podemos adoptar para combatir esta “enfermedad psicosocial” en la organización es la siguiente:

  • Contribuir a la generación de una cultura organizacional que fomente las relaciones interpersonales de manera positivas. Desarrollando convivencias, tareas en equipo…
  • Realizando evaluaciones del estado de ánimo de los trabajadores. Implantando talleres para la gestión de emociones.
  • Facilitando ambientes de cooperación a través de objetivos grupales, creando así un marco idóneo para el intercambio de conocimientos, ideas, enfoques y experiencias entre los distintos niveles jerárquicos.
  • Motivando e incentivando la formación y el reciclaje profesional, creando catálogos formativos para los empleados.
  • Llevando a cabo evaluaciones de desempeño. Que aporten datos de la situación en la organización.
  • Realizando estudios de clima laboral bien estructurados y planteados.
  • Estableciendo, desarrollando e implantando una política visible de ascensos, de este modo evitaremos posibles “rencillas” entre el personal, además de que toda la organización sabrá que va a suceder en el futuro, evitando así la sensación de incertidumbre en los trabajadores.

Una pieza clave para poder evitar o minimizar la posibilidad de aparición del Síndrome de Cronos en las organizaciones, es mantener la competitividad en la empresa dentro de unos términos moderados.

En la mayoría de  ocasiones inconscientemente es la propia organización la que favorece o promueve la competitividad insana entre su personal. Aplicando gratificaciones por logros de objetivos individualizados.

Por lo que, fomentar la colaboración directa entre los perfiles senior y junior de la organización sería una actuación positiva, ya que ayudaría a poder dejar de lado “esos perjuicios infundados” que se pueden generar por la diferencia jerárquica.

Las organizaciones deben tener claro cual es la dirección que quieren seguir frente al personal con el Síndrome de Cronos y sopesar que es lo que para ellas tiene más valor, ¿las personas que las componen o el beneficio económico que les generan? Como decía Oscar Wilde “El egoísmo no es vivir como uno desea vivir, es pedir a los demás que vivan como uno quiere”.


 

Minerva Berbel González
  Técnico en Prevención de Riesgos Laborales, Instituto de Seguridad y Bienestar Laboral

 

 

Relacionado

11 minutos

Protocolos de acoso laboral

Leer

Artículos

11 minutos

Cómo tener en cuenta los valores al contratar

Leer

Artículos

9 minutos

Apoyo a los equipos remotos

Leer

Artículos

11 minutos

Pensamiento crítico y toma de decisiones

Leer

Artículos

8 minutos

Qué es Skillability

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE