El verdadero desafío del Millennial: la brecha de habilidades

Un estudio reciente del Educational Testing Service (ETS) ha encontrado que el Millennial de EE. UU. se queda atrás de su contraparte global de una manera que crea problemas reales en el trabajo para él, sus colegas y compañeros de equipo y gerentes: muestran una falta genuina de habilidades duras y blandas.

De acuerdo con el Informe de ETS, el Millennial de EE. UU. “… Obtiene constantemente puntajes por debajo de muchos de sus pares internacionales en alfabetización, aritmética y resolución de problemas en entornos ricos en tecnología. Igualmente preocupante es que estos hallazgos representan una disminución en las habilidades de lectoescritura y aritmética en comparación con los resultados de años anteriores de encuestas de adultos en EE. UU.»

En términos reales, esto significa que los Millennials estadounidenses luchan con:

  • Alfabetización o la capacidad de usar y comprender texto escrito. A pesar de toda la tecnología con la que tratan, y el volumen de contenido que enfrentan, a diario, esta es un área en la que el Millennial, y aquellos encargados de enseñarles y / o capacitarlos, deben enfocarse en mejorar.
  • Aritmética o habilidades matemáticas básicas. Los Millennials estadounidenses ocuparon el último lugar a nivel mundial, junto con Italia y España.
  • Resolución de problemas mediante tecnología digital. Esta es quizás la mayor sorpresa para una generación a la que se describe regularmente como «nativos digitales».

A pesar de los estudios, extrapolables a España, no debemos ser fanáticos de los estereotipos o los ataques generacionales. Así que, a pesar de esta investigación, no seamos tan rápidos como para agrupar a toda una generación en un solo grupo.

Sin embargo, estos problemas podrían ser una señal de alerta y algo de lo que debemos tomar nota, tanto desde el punto de vista educativo prelaboral, como desde el punto de vista de la tutoría durante el empleo.

No hace falta decir que las habilidades de comunicación y resolución de problemas son habilidades esenciales para el lugar de trabajo corporativo. Los resultados de la encuesta sí dejan algo claro: los líderes empresariales de hoy en día deben ser conscientes de los problemas potenciales.

Solo con una toma de conciencia se puede pensar en cómo sus organizaciones pueden crear una cultura en el lugar de trabajo adecuada. Esta debe ser la que identifique problemas y establezca sistemas y capacitación continua que permita al Millennial mejorar sus habilidades sociales en el trabajo.

Anime a los Millennials a desarrollar las habilidades sociales que les faltan

El estudio de ETS es una advertencia, no una condena. La mayoría de los datos muestran que los Millennials trabajan duro cuando se sienten inspirados y el desarrollo profesional y los comentarios útiles (¡y muchos!) son importantes para ellos.

Lo más miope que podría hacer cualquier empresa sería descontar a los Millennials al contratar, solo porque les faltan algunas habilidades blandas. En su lugar, establezcamos un plan para ayudarlos a ellos, y a las empresas, a abordar este problema de frente.

El primer paso es ser consciente de que puede haber un problema y estar enfrente de él. Es posible que los Millennials no sean los únicos miembros del equipo que necesiten ayuda cuando se trata de habilidades blandas.

Asumida esta cuestión cabe concentrarse en crear un entorno cooperativo y de apoyo, donde prevalezca la tutoría. Eso hará que sea más fácil tomar las medidas necesarias para mejorar las habilidades de toda la fuerza laboral y, por supuesto, de los miembros más jóvenes del equipo que puedan necesitarlo.

A dónde ir desde aquí: formación y tutoría

Como se mencionó, el conocimiento de estos problemas potenciales es un gran comienzo. Cuando podamos concentrarnos en una excelente comunicación interna y en construir y fomentar relaciones sólidas, tanto con la fuerza laboral Millennial como en toda la organización, estaremos en el camino correcto.

Si en una organización se valora la capacitación y la tutoría, una actitud positiva y una sólida ética de trabajo, los miembros del equipo Millennial se centrarán en eso y estarán a la altura del desafío. Aquí hay algunas sugerencias:

  • Dejar en claro que la empresa valora ciertas habilidades básicas y que es natural que no todos sean expertos, pero el objetivo es brindar la asistencia y la capacitación para ayudar a dominarlas.
  • No nos limitemos a hablar, caminar. Desarrollar un programa de formación y ofrecer talleres y clases para el desarrollo personal de forma regular. Pidamos a los empleados comentarios sobre las sesiones ofrecidas, así como sugerencias sobre otros temas que les gustarían que se trataran.
  • Invitar a oradores externos con regularidad y hacer del aprendizaje conjunto una parte divertida de la cultura corporativa.
  • Si hablar en público o hacer presentaciones es un componente del trabajo de ciertos miembros del equipo, asegurarse de que la capacitación interna incluya instrucciones sobre cómo mejorar en estas áreas. También puede considerarse enviar empleados a programas de capacitación o incluso explorar la gran cantidad de recursos de capacitación en línea. Cuanto más podamos enseñar al equipo en la primera línea a ser grandes presentadores, mejor se sentirán acerca de sus capacidades y más exitosos serán.
  • Obviamente, la integridad y la profesionalidad, la puntualidad y la comunicación cortés son importantes, tanto verbalmente como en comunicaciones escritas como mensajes de texto o correo electrónico. Resaltemos estas cosas como estándares dentro de la organización, seamos coherente y asegurémonos de que todos en la organización se esfuercen por dar un buen ejemplo, incluidos los gerentes y empleados de todas las edades.
  • Hagamos del aprendizaje una asociación. Podemos hacer esto asegurándonos de tener un programa de tutoría estructurado para que los Millennials puedan trabajar junto con miembros de equipo más experimentados y buscar orientación y crecer como líderes.
  • Empecemos a entrenar desde el principio. Si deseamos que los nuevos empleados se integren sin problemas en nuestra cultura laboral, creemos un programa de incorporación que enfatice las habilidades sociales. Ofrezcamos capacitación relacionada como parte de un procedimiento operativo estándar.

Ayudemos al Millennial hoy: es el líder del mañana

Está muy claro que hay trabajo por hacer si queremos instaurar un estándar de calidad de nuestro país en educación y capacitación. Las empresas deben ayudar a llenar los vacíos. Es solo así que empoderaremos a la próxima generación de líderes empresariales, lo que debería ser una prioridad nacional y organizativa.

La buena noticia es que los Millennials son un grupo altamente educado, bien equipado con las habilidades necesarias para sobresalir en la industria que eligen. Todo lo que muchos de ellos necesitan es orientación y capacitación para desarrollar sus habilidades sociales y ser más completos.

Si las empresas reconocen esto e intervienen para ayudar, toda la organización será más competitiva y podrá capitalizar las muchas fortalezas del Millennial. Como bono adicional, es una apuesta bastante segura que el resto del equipo también se beneficiará de estas cosas.

Relacionado

Artículos

14 minutos

Gestionar 5 generaciones en el trabajo

Leer

26 minutos

Evolución del teletrabajo

Leer

Artículos

6 minutos

Entrevistas con candidatos neurodiversos

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE