Flexibilidad laboral durante la pandemia y tras ella

15 minutos

Antes de la pandemia, solo alrededor del 5% de la población activa trabajaba principalmente desde casa. El número de personas que teletrabajan ha aumentado de manera constante durante los últimos cinco años, pero la situación actual ha disparado el trabajo remoto a un ritmo trepidante. Sin embargo, las formas actuales de flexibilidad laboral son muy diferentes de los enfoques típicos del trabajo flexible: muchos empleados están equilibrando el trabajo con el cuidado de los niños, la educación en el hogar y el apoyo a familiares vulnerables, además de trabajar desde cocinas y salas de estar. Esto no refleja el trabajo flexible normal y las organizaciones deben tener cuidado de no tomar decisiones en torno al trabajo flexible basadas únicamente en este período. Ésta es una buena oportunidad para revisar los beneficios que puede ofrecer el trabajo flexible, pero debe tenerse en cuenta el carácter inusual de la situación.

Las organizaciones también deben tener cuidado de no combinar el trabajo flexible con el trabajo a domicilio: el trabajo a distancia o el trabajo a domicilio es solo una forma de flexibilidad laboral.

Lo que las organizaciones pueden hacer después de este período de trabajo a domicilio obligatorio es revisar el hecho de que el trabajo flexible tiene muchos beneficios potenciales para las organizaciones y los empleados. Existe una amplia gama de investigaciones y una sólida base de evidencia de cómo la flexibilidad laboral puede apoyar la inclusión, ayudar a reducir la brecha salarial de género, apoyar iniciativas de sostenibilidad, atraer y retener a personas talentosas, aumentar la productividad y apoyar el bienestar.

Qué es la flexibilidad laboral o trabajo flexible

El trabajo flexible describe un tipo de acuerdo laboral que brinda un grado de flexibilidad sobre cuánto tiempo, dónde, cuándo y en qué momento trabajan los empleados. Hay muchas formas de trabajo flexible, incluido el trabajo a domicilio, el horario parcial o reducido, el trabajo compartido, el horario flexible, las jornadas intensivas o anualizadas, los descansos profesionales, las horas de inicio y finalización escalonadas o la autofinanciación.

El trabajo flexible puede ser formal (y parte del contrato de trabajo) o informal, acordado entre el empleado y su gerente y que se lleva a cabo de forma puntual u ocasional.

Flexibilidad laboral a corto plazo

Muchos empleados pueden tener necesidades de trabajo flexible a corto o medio plazo como resultado de la situación actual. Por ejemplo, pueden estar viviendo con una condición de salud que los hace especialmente vulnerables, pueden tener dificultades para equilibrar el trabajo y el cuidado de los niños o pueden tener responsabilidades de cuidado continuas. En estas circunstancias, puede que no sea útil seguir las políticas y los procesos normales para solicitar la flexibilidad laboral.

A corto plazo, a medida que disminuyan las restricciones de confinamiento y muchos empleados continúen trabajando desde casa o durante un regreso gradual al lugar de trabajo, es probable que los equipos descubran que hay una combinación de trabajo físico y virtual. Durante este tiempo, las organizaciones y sus gerentes de personal deben garantizar la equidad y la coherencia en el trato de todos los empleados, ya sea que operen de manera flexible o no, así como la comunicación y el compromiso continuos. Las consideraciones para una gestión eficaz de las personas durante este período intermedio deben incluir:

  • Comunicación eficaz para garantizar que todos los empleados reciben mensajes clave, ya estén presentes en la oficina o trabajando desde casa.
  • Proporcionar a los gerentes orientación, capacitación y soporte para la gestión remota.
  • Fomentar las reuniones periódicas de «control» para supervisar el bienestar y reducir cualquier sentimiento de aislamiento de los teletrabajadores.
  • Distribución justa de la carga de trabajo y revisiones periódicas de la misma, así como de los objetivos esperados.
  • Reuniones regulares del equipo y espacios sociales para mantener conexiones y construir relaciones.

Flexibilidad laboral: consideraciones a más largo plazo

Están surgiendo investigaciones preliminares que sugieren una creciente demanda futura de flexibilidad laboral (especialmente trabajo a domicilio) como resultado de que los empleados estén operando tanto tiempo desde sus hogares. Hay muchas razones potenciales para esto. Los empleados ahora pueden ser conscientes de lo posible que es trabajar de manera efectiva desde casa y han aprendido a usar la tecnología que los respalda para hacerlo. Es posible que hayan descubierto que se han beneficiado personalmente de trabajar en remoto, tal vez a través de la reducción del tiempo de viaje (y los costes asociados) y un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal.

Los empleadores y los profesionales de recursos humanos deben estar preparados para un aumento de las solicitudes de trabajo flexible en los próximos meses, tanto como resultado de la pandemia como si se dispone de más información sobre cambios legislativos. También deben ser conscientes de que, si no pueden satisfacer esta demanda de los empleados, esto podría tener un impacto en la retención o el compromiso de estos.

Cuando una organización está dispuesta a ver este aumento de la demanda como una oportunidad, es posible que pueda aprovechar una serie de beneficios comerciales y para los empleados que incluyen una mayor productividad, inclusión en el lugar de trabajo, adquisición de talento, bienestar de los empleados y sostenibilidad.

Oportunidades derivadas del trabajo flexible en el contexto actual

Las oportunidades que se ofrecen a partir de métodos de trabajo flexibles podrían ser útiles para considerar en el contexto actual:

Equilibrar las responsabilidades de cuidado y no laborales con el trabajo

La flexibilidad laboral permite a los empleados asumir responsabilidades de cuidado sin tener que renunciar al trabajo. Los empleados que de otro modo hubieran tenido que dejar sus trabajos pueden seguir trabajando, y esto solo puede ser algo bueno.

En estos tiempos sin precedentes en los que los trabajadores pueden estar cuidando a los niños (debido al cierre de escuelas), asumiendo responsabilidades de cuidado de personas vulnerables e intentando equilibrar las necesidades en competencia y adaptarse a circunstancias inciertas, permitiendo flexibilidad como la adaptación de las horas de trabajo o la posibilidad de compartir trabajos temporales, permitirá a los empleados seguir trabajando mientras se equilibran estas nuevas demandas.

Ajustar la asignación de recursos y el despliegue de habilidades

La flexibilidad laboral permite a los empleadores equilibrar su fuerza laboral de acuerdo con las necesidades de la organización. En este momento de incertidumbre, además de aprovechar los nuevos esquemas de apoyo del gobierno, los empleadores deberían buscar ofrecer flexibilidad para construir una fuerza laboral en línea con las necesidades cambiantes.

Adaptarse a las emergencias de la vida

El trabajo flexible permite a los empleados flexibilidad ad hoc para hacer frente a las emergencias o imprevistos. Este tipo de adaptabilidad es crucial en un momento en el que muchos empleados cuidarán (y posiblemente educarán en casa) a los niños. También permite la flexibilidad necesaria en caso de que los miembros de la familia o los compañeros enfermen. Permitir flexibilidad laboral facilitará que las organizaciones se adapten rápidamente para evolucionar según el avance de los contagios y las responsabilidades que conlleva el cuidado de terceros.

Motivación

Los empleados que trabajan de manera flexible van más allá de la llamada del deber y se sienten más motivados para trabajar duro y retribuir a la organización (por ejemplo, capacitando a otro personal): En un momento en que los empleados enfrentarán muchas presiones competitivas y una ansiedad creciente, los empleadores deben brindar la flexibilidad que estos trabajadores necesitan. Esto también permitirá a los empleados el espacio para considerar su propio bienestar, que es crucial en este momento de incertidumbre.

Barreras que superar con relación a la flexibilidad laboral

Las organizaciones deben considerar las barreras a nivel de gerente, equipo e individuo para ayudar a implementar con éxito el trabajo flexible. Las barreras clave que deben abordarse son las siguientes:

Superar las barreras para los gerentes

Los profesionales de las personas deben brindar apoyo y asesoramiento a los gerentes, al mismo tiempo que los alientan a ofrecer opciones de trabajo flexibles tanto como sea posible (de acuerdo con los consejos gubernamentales actuales).

  • Es posible que los gerentes no tengan claro cómo «medir» el trabajo y la producción durante este tiempo, especialmente si el trabajo remoto o flexible es nuevo. Es vital tener una relación de confianza para que el trabajo flexible sea exitoso. Los gerentes deben comprender que la visibilidad no es la clave del desempeño. Además, deben explorar nuevas formas de comunicación, delegar y trabajar con sus equipos para cumplir con los objetivos y los plazos.
  • Han de establecer expectativas claras para su equipo. Esto podría significar compartir ejemplos de cómo esperan que se realicen las tareas y tener claros los plazos y prioridades.
  • La buena comunicación es vital. Además de ponerse al día con regularidad, los gerentes deben realizar preguntas abiertas como «¿te sientes satisfecho con el trabajo que haces?» y «¿cómo puedo ayudarte mejor?» para superar cualquier barrera o problema de comunicación.
  • Deben encontrar un equilibrio entre permitir flexibilidad y facilitar la colaboración; si los miembros del equipo tienen horarios opuestos, deberán encontrar formas de superarlo.

Superar barreras para equipos

Los profesionales de las personas deben revisar las formas de trabajar para optimizar el rendimiento del equipo, las relaciones y las oportunidades laborales flexibles. Hay que prestar especial atención a los siguientes aspectos:

Habilidades de equipo y flexibilidad

Tener un equipo de trabajadores con múltiples habilidades dentro del departamento significa que el trabajo flexible se puede acomodar más fácilmente, porque los empleados pueden ser flexibles de acuerdo con las necesidades comerciales y las habilidades requeridas para el trabajo. Esto es crucial en un momento en el que se reducirá la fuerza laboral y las funciones y prioridades comerciales cambiarán.

Falta de relaciones de equipo y redes

El trabajo flexible puede contribuir a la falta de interacción con los compañeros y conexiones de equipo, lo que resulta en que los trabajadores flexibles se sientan aislados. Esto será especialmente cierto mientras nos adaptamos al trabajo a distancia y las medidas de distanciamiento social generalizadas. Animar a los equipos a conectarse utilizando herramientas en línea, poniéndose al día con regularidad y haciendo uso de la tecnología para mantener informados a otros sobre su progreso en los proyectos y su carga de trabajo actual solventará este problema.

Historias de éxito

Hay que asegurarse de que el aprendizaje se captura y transfiere de la implementación del trabajo flexible en otras partes de la organización. Es recomendable tomar nota de lo que ha funcionado bien y lo que no lo ha hecho y los motivos, para que los gerentes aprendan de los éxitos y errores.

Superar las barreras individuales

Ayudar a las personas a comprender qué oportunidades laborales flexibles son apropiadas y están disponibles en este momento es crucial para alcanzar el éxito. Además, las personas que deben asistir a un lugar de trabajo también deben contar con oportunidades de trabajo flexibles (por ejemplo, la capacidad de evitar las horas punta). En este sentido lo más recomendable es:

  • Comunicarse con las personas con regularidad sobre la modificación del trabajo flexible cuando sea necesario, creando límites (para asegurarse de que no estén trabajando demasiadas horas, estén teniendo descansos adecuados y tengan los recursos que necesitan).
  • Compartir historias de flexibilidad laboral de toda la empresa para inspirar a las personas a probar nuevas formas de trabajar.
  • Pensar en la creación de grupos en los canales de comunicación para compartir consejos e ideas (por ejemplo, ideas para padres que trabajan y que intentan hacer malabares con el cuidado de los niños).
  • Ayudar a las personas a comprender que pueden decir «no» y mantener un horario que se adapte tanto a ellos como a la organización.
  • Intentar disipar cualquier inquietud sobre la progresión profesional destacando las oportunidades de capacitación que los empleados podrían aprovechar en este momento. Esto también puede ayudar a capacitar a los empleados.

La flexibilidad laboral tiene el potencial de aportar importantes beneficios a las organizaciones y sus empleados. Puede apoyar el regreso al lugar de trabajo en un nivel práctico, ayudar a los empleados a hacer frente a los problemas actuales relacionados con la pandemia y ayudar a mantener la higiene y el distanciamiento social mientras el virus aún presenta un riesgo considerable.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Entrevistas con candidatos neurodiversos

Leer

Artículos

7 minutos

Por qué invertir en las comunicaciones internas

Leer

Artículos

13 minutos

Cómo retener a los empleados sin gastar más

Leer

Artículos

9 minutos

Contratar por habilidades y no por titulaciones

Leer

Artículos

6 minutos

Cuestiones clave sobre diversidad e inclusión

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE