Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de noviembre

Hoy, 2 de diciembre de 2020, el Ministerio de Trabajo acaba de publicar la información relativa a la Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de noviembre.

Según la información facilitada por Moncloa, los datos de paro de noviembre han registrado un aumento de 25.269 personas más, cifra que está por debajo de la media de la serie histórica. Este dato refleja cómo las medidas de flexibilidad adoptadas por el gobierno han amortiguado el impacto de la segunda ola de la Covid-19 en el mercado laboral.

En términos desestacionalizados, el paro aumenta en 1.758 personas. El total del gasto en prestaciones por ERTE entre enero y octubre es de 13.392 millones de euros.

Descarga el informe sobre Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de noviembre

Síntesis sobre los Datos de Paro de noviembre

De forma escueta, la información más destacable del pasado mes de noviembre es la siguiente:

  • En noviembre, el número deafiliados promedio a la Seguridad Social ha sido de 19,02 millones de personas. Es el dato más alto desde febrero último e implica un descenso de 354.900 empleos a lo largo de los últimos doce meses (-1,8% interanual).
  • El descenso del número de afiliados se sigue atenuando. La mencionada caída interanual del 1,8% es la más moderada en el número de afiliados de los últimos ocho meses.
  • Por sexto mes consecutivo, los Servicioshan vuelto a ser el sector en el que más ha caído la afiliación, aunque ahora por apenas una diferencia de centésimas con respecto a la Industria. El descenso del empleo ha sido del 2,1% interanual (313.400 empleos menos), la variación más suave en los últimos ocho meses.
  • El número de parados registrados es de 3,85 millones. El aumento interanual se ha registrado en 653.100 parados (+20,4%). Van ocho meses seguidos con aumentos interanuales del paro superiores al 20%, fenómeno que no ocurría desde 2010.
  • El paro entre los menores de 25 añossube un 37,7% interanual, más del doble que entre los mayores de esa edad (+18,9%).
  • El paro entre inmigrantestambién aumenta más del doble que entre españoles (+38,4% y +17,8%, respectivamente).
  • Se han firmado1,45 millones de contratos (-17,8%). En cuestión de tipos, los contratos indefinidos han caído con más fuerza (-25,3% interanual) que los temporales (-17%).
  • Noviembre llega a su fin con 746.900 asalariados en ERTE.

Con todo esto, podemos constatar que el tono general del mercado laboral en diciembre sería similar al de noviembre. Se esperan 19,03 millones de afiliados (-1,9% interanual) y 3,8 millones de parados (+20,7%) en el último mes del año.

Opinión del experto

Javier Blasco, director de Adecco Group Institute, indica los siguientes titulares:

  • Tras meses de recuperación Noviembre nos muestra aún el frenazo de la actividad tras el tercer trimestre.
  • Se produce un aparente crecimiento de la afiliación, comparable a la del 2006, si bien ha habido un repunte en el número de ERTE, personas afiliadas que no se traducen en un incremento de empleo. No obstante, se han recuperado el 61% de los empleos perdidos en la pandemia.
  • Por sectores, se ha producido una gran caída del empleo en la hostelería, tanto en régimen general como en autónomos. Y ha crecido la educación, las administraciones públicas, el sector agrícola, y los servicios administrativos y auxiliares, produciéndose una compensación entre unos sectores que bajan en ERTE y otros que suben.
  • El paro registra el peor mes desde 2012, alcanzando los 3,85 millones de parados, es decir, 650.000 parados más que hace un año. La contratación, que cae más de un 17%, tiene una caída cuatro veces más en los indefinidos que en los temporales.

Según Blasco, “todos los esfuerzos deben centrarse en mantener y recuperar la economía productiva y aprovechar los fondos de recuperación en proyectos que favorezcan que las empresas y empleadores sobrevivan y puedan reiniciar su actividad tan pronto como sea posible. Ello es vital para mantener el capital organizativo y el empleo necesarios en la recuperación. De la capacidad productiva dependerán la inversión y el empleo, y de éste depende el consumo y las aportaciones para sostener los presupuestos públicos que permitan abordar con garantías las necesidades sanitarias y sociales actuales y futuras.

Es crítica la colaboración público-privada para impulsar políticas activas de empleo y aquellas que flexibilicen el mercado laboral y favorezcan la contratación, un diálogo social y negociación colectiva que ayuden hacia esta flexibilidad como garantía del empleo, minimizar impuestos y cotizaciones sobre empleadores, empresas y autónomos. Así mismo se debe potenciar la formación y recualificación de las personas trabajadoras, en especial de los colectivos más vulnerables, jóvenes, parados de larga de duración, mayores de 55, mujeres y personas con capacidades distintas”.

Accede a la información más detallada descargándote el informe sobre Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de noviembre a través de este enlace.