Cómo motivar a los empleados

8 minutos

Los empleados altamente motivados son fáciles de detectar. Superan sus objetivos, tienen una actitud positiva, generan ideas sólidas, apoyan a sus colegas y van más allá. No es de extrañar entonces que tantos líderes quieran entender cómo motivar a los empleados a largo plazo.

Estos empleadores entienden que una fuerza laboral bien motivada ofrece varios beneficios. Permiten que una organización alcance un mayor rendimiento, resuelva problemas e innove. Están centrados en el cliente y suelen tener niveles más bajos de ausentismo y rotación.

Sin embargo, lograr esa fuerza laboral implica algo más que ofrecer un salario sólido. Ciertamente, el dinero es esencial para satisfacer nuestras necesidades básicas. Sin embargo, una vez cubiertas, juega sólo un papel muy secundario en la motivación de los empleados. Al fin y al cabo, el dinero sólo motiva a la gente hasta cierto punto.

En cambio, son los factores que despiertan nuestras ambiciones intrínsecas los que realmente nos motivan, como aprender nuevas habilidades, sentirnos valorados y comprender cómo nuestro rol ayuda a la organización a lograr su propósito.

Formas efectivas de motivar a los empleados

Decir "gracias"

Los empleados quieren saber que están haciendo bien su trabajo y que se aprecian sus esfuerzos. Las palabras de elogio no nos cuestan nada, pero tienen un profundo impacto en la motivación. Reconocer las contribuciones de nuestro equipo también les ayuda a sentirse más respetados, comprometidos y felices en sus funciones.

Algunas formas de hacerlo incluyen compartir comentarios positivos de los clientes o partes interesadas internas, ofrecer elogios verbales por un éxito reciente o brindar reconocimiento formal, como a través de un programa de premios. También se podría considerar un programa de reconocimiento entre pares, que puede ser especialmente útil para reconocer a los triunfadores silenciosos. También se puede utilizar una intranet del personal o los canales de redes sociales de la organización para reconocer a los empleados que hacen un esfuerzo adicional.

Comunicar el panorama general

Actualizar periódicamente a nuestro personal sobre la visión general, los objetivos y el desempeño de la organización ayuda a mantenerlos interesados. Garantiza que comprendan lo que su organización está tratando de lograr y por qué, lo que se traduce en un mayor compromiso con estos objetivos. Por supuesto, también debemos comunicar claramente nuestras expectativas sobre su función y rendimiento, y trabajar juntos para establecer objetivos y metas claros y alcanzables.

A su vez, esto permite a los trabajadores ejecutar sus propias tareas porque comprenden el propósito detrás de su trabajo y cómo sus responsabilidades personales encajan en el panorama general.

Confiar en nuestro personal

Una cultura en la que los empleadores confían en su personal para realizar sus tareas y lograr sus objetivos, en lugar de microgestionar a su gente, es otro componente clave de la motivación de los empleados. Comunicar nuestra confianza en nuestro personal, que respaldamos con nuestras acciones, es un gran voto de confianza que se traduce en una mayor motivación.

La confianza proviene de ser siempre honesto y solidario con los equipos, consistente y responsable en nuestras decisiones y servicial y brindando nuestro tiempo cuando sea necesario. También se puede mostrar a través de una política de puertas abiertas y permitiendo que nuestro personal establezca su propio horario y determine el orden en que se completarán las tareas. Incluso, para roles adecuados, puede extenderse a que los empleados trabajen desde casa o de forma remota en una ubicación alternativa.

Darle voz a nuestra gente

Otro factor en la motivación de los empleados es brindarles la oportunidad de compartir sus ideas, resolver problemas y tomar decisiones por sí mismos que mejorarán su trabajo.

También es importante considerar que la motivación puede verse afectada negativamente por un entorno laboral desfavorable. Es posible que los empleados no quieran plantear públicamente estos problemas, por lo que debemos brindarles periódicamente oportunidades para que den su opinión de forma anónima. Lo más importante es actuar en función de sus comentarios.

Mejorar las habilidades

El mundo del trabajo puede cambiar rápidamente, con avances tecnológicos e industriales que proporcionen nuevas herramientas para realizar trabajos existentes o alteren las responsabilidades actuales de un empleado. Comprometerse con el aprendizaje y desarrollo continuo de nuestros equipos no sólo garantiza que tengan las habilidades necesarias para seguir siendo lo más productivos posible, sino que también es un factor clave para mantener alta su motivación. Después de todo, ¿qué es más motivador que recibir estímulo y apoyo para convertirte en la mejor versión posible de ti?

Mejorar periódicamente las capacidades de nuestros trabajadores no tiene por qué ser caro. Desde ofrecer oportunidades amplias hasta tutorías y aprovechar recursos de aprendizaje online gratuitos, hay muchas maneras de mantener a nuestro personal en la vanguardia de su carrera sin exceder el presupuesto.

Ser consciente de nuestro estilo de gestión

Como gerentes, nosotros podemos deshacer o mejorar cómo motivar a los empleados. Recordemos, nosotros somos la “voz” de la organización que más escuchan, así que debemos asegurarnos de que nuestro estilo de gestión sea respetuoso en lugar de desmotivador. Esto incluye ser abierto y compartir información, evitar la microgestión o monopolización del crédito y centrarse en resultados positivos en lugar de errores intrascendentes. 

Solicitar feedback a los empleados

También es importante tener conversaciones individuales abiertas y honestas con nuestros trabajadores sobre lo que los motiva. No hay dos personas iguales, así que debemos descubrir qué medidas adicionales podríamos tomar para aumentar la motivación de cada empleado. De cualquier manera, el punto crucial es escuchar a nuestros empleados para comprender qué motiva a cada persona y luego adaptar nuestro enfoque en consecuencia.

Saber cómo motivar a los empleados garantizará que nuestro equipo funcione de manera productiva y logre un buen nivel de rendimiento. Le ayuda a alcanzar sus objetivos y, en última instancia, mejora sus resultados. Si bien no siempre es fácil, con estos consejos podremos alentar e inspirar a nuestro personal a hacer su mejor esfuerzo cada día.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

Artículos

9 minutos

Qué es la Responsabilidad Social Corporativa

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE