Cómo tener una sesión de lluvia de ideas productiva (y remota)

5

Uno de los mayores desafíos de trabajar en este año pandémico ha sido descubrir cómo colaborar. Ordenar las cosas alrededor de una mesa se ha vuelto digital y, en el futuro previsible, es más probable que el equipo esté en cinco lugares diferentes que acurrucados juntos en una sala de conferencias. Después del cuarto o quinto, “Lo siento, ¿puedes repetir eso?” puede parecer menos una sesión de lluvia de ideas y más una prueba de paciencia. Entonces, ¿cómo puedes ayudar a que la energía y las ideas de ese grupo fluyan, cuando todos están en lugares diferentes?

Asegúrate de usar las mejores herramientas

Los fallos tecnológicos siempre han sido un hecho de la vida laboral, pero pueden multiplicarse por diez cuando nadie está conectado a la misma red Wi-Fi, las personas utilizan equipos diferentes y no se sienten cómodas con la tecnología. Antes de participar en reuniones virtuales colaborativas, asegúrate de estar preparado para una experiencia positiva y exitosa.

Si estás utilizando aplicaciones como Zoom, Google o Microsoft Equipos, asegúrate de que no sólo entiendes cómo funcionan como un líder, sino también que todo el mundo está capacitado y hasta la velocidad en la funcionalidad, la forma de hacer las cosas online, etc. También es importante replicar el tipo de experiencia que tendrías en persona.

Por ejemplo, una pizarra es una herramienta de lluvia de ideas estándar. ¿El software que estás utilizando tiene una función de pizarra? ¿Todos saben cómo acceder, compilar, modificar y guardar información? Si las personas están llamando en lugar de chatear por vídeo, ¿cómo se espera que participen y cómo acceden a los materiales de seguimiento? Incluso antes de comenzar, es importante considerar cómo todos utilizarán las herramientas de lluvia de ideas disponibles.

Si todos se distraen con problemas tecnológicos menores (y evitables), será muy difícil obtener lo mejor de todos. Cuanto más pienses en las herramientas que estás utilizando para realizar una lluvia de ideas y en cómo todos interactuarán con ellas, la experiencia será más fluida cuando llegue la hora de comenzar.

Amplía tu alcance

La lluvia de ideas remota es una gran oportunidad para repensar quién está en la sala y ser más inclusivo. Cuando no estás limitado por el espacio físico o por tener personas en la oficina, ¿por qué no obtener tantas perspectivas como sea posible? Cuando antes podían haber sido solo miembros inmediatos del equipo, ahora puedes pensar si sería beneficioso que otros también se unan. Eso no significa que la lluvia de ideas virtual se convierta en un ayuntamiento. Por el contrario, piensa si faltó alguna perspectiva en el pasado o en ocasiones en las que otros puntos de vista hubieran sido útiles. Es una oportunidad de reunir a las partes interesadas adecuadas en la sala, sin importar dónde se encuentren.

Muchas aplicaciones de videoconferencia pueden crear salas de reuniones u otras sesiones más pequeñas de personas para trabajar juntas. Eso puede evitar que un grupo grande sea dominado por las ideas de una o dos personas y abrir el espacio para que diferentes participantes puedan contribuir con mayor comodidad.

Conviértete en el líder

Uno de los mayores desafíos de la lluvia de ideas (no importa cómo o dónde se haga) es la conversación que se aleja del objetivo de la sesión. Y en una sesión remota, puede ser más difícil ser el moderador, con menos señales físicas y personas (seamos honestos) a menudo hablando entre sí en esa forma incómoda de videoconferencia. Por lo tanto, realizar una lluvia de ideas remota significa estar dispuesto a intervenir y ser el líder, tener un objetivo establecido para la sesión y tratar de mantener a las personas en el tema cuando las cosas comienzan a volverse demasiado abstractas o tangenciales. La lluvia de ideas abstracta puede ser buena, pero alguien debe asegurarse de que las cosas sigan siendo productivas.

Antes de la sesión, establece una agenda y envíala a todos los invitados a la sesión. Eso puede parecer contrario a la idea general del encuentro, pero puede ayudar a que todos piensen previamente en las ideas que puedan tener y a mantenerlos enfocados en la meta.

Todo acerca de cómo trabajamos en estos días puede parecer diferente, pero no tenemos que renunciar a las mejores partes del trabajo en equipo solo porque la geografía puede ser un poco diferente. Como casi todo lo demás con relación a la nueva normalidad, hay que ser un poco más reflexivo y detallado en el enfoque. Las herramientas sólidas y la administración considerada son, como siempre, el mejor apoyo a brindar cuando deseas obtener una buena lluvia de ideas por parte del equipo.

Relacionado

Artículos

11 minutos

Crear una fuerza laboral preparada para la IA

Leer

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE