Informe de tendencias empresariales 2022

6 minutos

Informe de tendencias empresariales 2022

No cabe duda de que los tiempos que vivimos están llevando a las organizaciones a aquello de que “lo que no te mata te hace más fuerte”. Esperanzados en una salida definitiva de la crisis sanitaria y económica, nuevos frentes amenazan en el horizonte… la inflación y sus efectos en nuestra economía, las nuevas variantes de la Covid-19, la guerra de Ucrania y la recomposición del orden geoestratégico mundial, la amenaza energética, la previsible subida de tipos de interés por el BCE…

La pandemia nos cambió a todos y también las empresas están abordando profundas transformaciones. Aprendimos nuevas habilidades, aumentamos nuestra flexibilidad emocional y aprendimos optimismo y la capacidad de recuperarnos. Muchos de los dolores de cabeza de las organizaciones de cara al próximo otoño estarán relacionados con la creciente necesidad de agilidad y flexibilidad para adaptarse a entornos cada vez más inciertos y complejos.

Tiempo de reformular estrategias de cara a las tendencias empresariales 2022

Aunque habitualmente nos coja la tormenta con los deberes “a medio hacer”, también es el momento de reformular estrategias. La acelerada transformación digital, la demanda creciente para ser flexibles en una economía fluida, el reto de la productividad … muchas amenazas y también muchas oportunidades… el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en el marco de la próxima solicitud de más de 90.000 millones de euros es un reto país, y probablemente el último tren que nos pueda alejar del abismo…

Nuestra competitividad no sólo dependerá de la tecnología, probablemente hoy la única fuerza deflacionaria, pero a buen seguro un commodity en pocos años, sino del aseguramiento de nuestra cadena de suministros… de cómo seamos capaces de recomponer nuestra cartera de productos y servicios para aportar valor a nuestros clientes y stakeholders, de cómo sobrevivir a la mano del legislador y, sobre todo, de cómo atraer y retener el talento,  como motor de la innovación y la resiliencia de nuestras organizaciones.

Vuelve a ser tiempo de alinear la estrategia de personas con la estrategia de la organización, pero ni partimos de un modelo transaccional como antaño, ni las estrategias para ser competitivos son modelos estáticos, luego aquellas organizaciones que no sepan entender la criticidad de los recursos humanos correrán el riesgo de morir por inanición.

Nuevo tipo de decisiones

Todos los integrantes de los órganos ejecutivos buscarán decisiones diferentes a las clásicas, desafiando el propósito de las organizaciones, los negocios y el liderazgo.  Incluso en la gestión de los recursos y las finanzas, los nuevos tiempos nos invitarán a superar el foco sólo en el qué de la productividad, la eficiencia, la estabilidad operativa o la liquidez y buscarán la estrategia en la sostenibilidad e inclusión como base para el crecimiento, porque esas son las prioridades de las personas hoy.

Parece que nuevamente las empresas tendremos que resetear la reflexión sobre cómo gestionar personas en situaciones y patologías que no sólo tienen que ver con la -esperemos que coyuntural, aunque dilatada en el tiempo- pandemia, sino que es una realidad conectada también con la revolución digital, el envejecimiento de la población, la creciente hibridación o la transformación de los lugares de trabajo, entre otras variables.

La necesaria reinvención también nos llevará a ser más disruptivos con las métricas y los cuadros de mando, con la búsqueda de la transferencia de la tecnología en cada rincón de nuestra empresa y de cada una de nuestras personas trabajadoras. Con la vuelta de los confinamientos hemos aprendido que ser un excelente lugar para trabajar ya no significa que ese lugar tenga que ser una oficina, y el salario emocional, la “palanca” que multiplica el performance de nuestros recursos humanos, nos está exigiendo profundizar en las expectativas de cada uno de nosotros.

Cuestión de salarios

En tiempos donde va a ser imprescindible la sostenibilidad en materia salarial, y aún pendientes de un pacto de rentas que se extienda al modelo de pensiones y a la factura de lo público, necesitaremos un nuevo perfil de líderes a los que acompañar hacia cambios retadores a través de acciones y comportamientos. Un nuevo contrato tácito donde alinear el propósito de la organización con nuestra mejor versión.

Tras esta introducción de Javier Blasco, director del Adecco Group Institute, no puedes dejar pasar la lectura del “Informe de tendencias empresariales 2022”.

Relacionado

Artículos

11 minutos

Cómo tener en cuenta los valores al contratar

Leer

Artículos

13 minutos

En qué consiste la Gigificación

Leer

Artículos

8 minutos

Reboarding

Leer

Artículos

9 minutos

Cómo evitar el offboarding

Leer

Artículos

8 minutos

Trabajo a tiempo completo o freelance

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE