Qué es el sandbagging en el lugar de trabajo

10 minutos

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas en el trabajo parecen restar importancia a sus propias habilidades o logros? Es posible que estés presenciando una estrategia astuta llamada sandbagging o ‘saco de arena’.

En el mundo de los entornos profesionales, el sandbagging se refiere al acto intencional de subestimar las propias habilidades o el desempeño personal para obtener ciertas ventajas. Es como ponerse un disfraz para sorprender a todos cuando llega el momento adecuado. 

Pero ¿el saco de arena es una táctica inteligente o solo una receta para los problemas? Profundicemos y exploremos los entresijos del sandbagging en el lugar de trabajo.

¿Qué significa sandbagging?

Sandbagging es una estrategia engañosa que la gente usa para minimizar intencionalmente sus habilidades, desempeño o una orden potencial para obtener una ventaja sobre los demás. El término proviene del uso de sacos de arena para construir barreras o defensas, como en inundaciones o guerras.

En los negocios, las ventas y el lugar de trabajo, el saco de arena es una táctica en la que alguien oculta sus verdaderas capacidades, recursos o intenciones a propósito. Por ejemplo, en ventas, pueden minimizar sus recursos o actuar más débiles de lo que son. Esto puede hacer que la otra parte los subestime y les dé ventaja en las negociaciones o acuerdos. 

Los sandbaggers pueden considerarse estafadores glorificados y el sandbagger generalmente se considera poco ético porque implica engañar a otros. En resumen, es un trajín.

Algunos ejemplos de sacos de arena

El sandbagging puede ocurrir en una variedad de contextos. Aquí hay algunos dentro del lugar de trabajo.

Ventas

Imaginemos un vendedor que intencionalmente minimiza las características y los beneficios de su producto durante una presentación de ventas. Puede enfatizar las limitaciones o enfocarse en los aspectos menos impresionantes. Al hacer esto, crea expectativas más bajas en la mente del cliente. Luego, cuando finalmente revelan todas las capacidades y ventajas del producto, es como una sorpresa agradable que puede conducir a una venta exitosa.

Negociaciones comerciales

Digamos que una empresa quiere comprar otra empresa. Durante el proceso de negociación, la empresa compradora actúa como si no fuera tan fuerte como en realidad es. Minimizan su poder financiero y su potencial de mercado para convencer a la otra empresa de aceptar un precio más bajo por la adquisición. Disimulado, ¿verdad? Están tratando de obtener un mejor trato haciéndose parecer menos valiosos.

Proyectos de lugar de trabajo

En un entorno de equipo, un miembro del equipo podría subestimar deliberadamente sus habilidades o conocimientos cuando se le asigna un proyecto. Puede actuar como si no fuera tan hábil o experimentado como realmente es. Al hacer esto, reduce las expectativas de sus compañeros de equipo y del Project Manager. Luego, cuando entrega resultados excepcionales o demuestra su experiencia, puede superar las expectativas de todos y hacerlo de forma brillante.

Entrevistas de trabajo

Alguien que se entrevista para un trabajo puede restar importancia a sus habilidades y logros en un intento de parecer modesto. Al subestimarse a sí mismo, puede crear expectativas más bajas y luego superarlas cuando realmente hacen el trabajo, impresionando a la gerencia tan pronto como asume el cargo.

¿Por qué la gente usa el sandbagging en el lugar de trabajo?

Hay un montón de razones por las que las personas en el lugar de trabajo pueden utilizar técnica del saco de arena. 

Para superar las expectativas

El saco de arena puede usarse como una táctica para superar las expectativas de su gerente al sugerir que el sandbagger es menos capaz o experimentado de lo que es. Establecer expectativas más bajas significa que puede sorprender a su gerente con resultados mejores de lo esperado, lo que puede crear una fuerte impresión positiva y puede resultar en otras ganancias ventajosas.

Para obtener una ventaja competitiva

Sandbagging puede proporcionar una ventaja estratégica en un entorno competitivo. En el lugar de trabajo, es probable que esto sea más común entre los vendedores que entre cualquier otra persona. Si minimiza el valor o los recursos, puede atrapar a la competencia con la guardia baja con percepciones falsas, inducir un exceso de confianza en la competencia que puede conducir a la complacencia o ganar influencia en las negociaciones al sugerir debilidad.

Para gestionar las percepciones

Una de las formas más legítimas de hacer saco de arena es manteniendo un sentido de humildad y manejando las expectativas. Se puede minimizar deliberadamente algunos de los logros o habilidades personales para evitar ser arrogante o jactancioso, lo que puede ser útil en el lugar de trabajo cuando se intenta generar confianza y relaciones.

Ventajas del sandbagging en el lugar de trabajo

Si bien el uso del sandbagging generalmente se considera poco ético y puede tener consecuencias negativas, algunas personas pueden percibir ciertas ventajas en el lugar de trabajo, que incluyen:

  • Impresionar a la gerencia: el sandbagging puede ayudarlo a impresionar a su gerente si supera las expectativas; puede resultar en un aumento de sueldo, una bonificación o una promoción.
  • Maximización de la certeza: si no se está seguro del resultado potencial de una tarea, proyecto o venta, el sandbagging puede ofrecerle más tiempo antes de que tenga que volver a informar.
  • Reducir el escrutinio o la atención: minimizar intencionalmente el trabajo que se está haciendo puede resultar en menos supervisión o atención por parte de los gerentes o colegas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que estas ventajas pueden ser de corta duración y, a menudo, se obtienen a expensas de la confianza y la dinámica del equipo. 

Desventajas del saco de arena

Hay muchas más desventajas que ventajas en el uso del sandbagging en el lugar de trabajo, lo que puede afectar gravemente a las personas y al entorno laboral en general. Las desventajas notables incluyen:

  • Erosión de la confianza: engañar intencionalmente a colegas y gerentes sobre las habilidades socava la confianza y crea una cultura de deshonestidad.
  • Dañar la reputación: también existe el riesgo de dañar nuestra reputación profesional, ya que es un desafío reconstruir la confianza y la credibilidad una vez que se pierden.
  • Oportunidades de desarrollo perdidas: se pueden perder oportunidades de desarrollo profesional al minimizar nuestras habilidades, lo que impide nuestro crecimiento profesional.
  • Violación de valores: engañar deliberadamente a otros es deshonesto y es probable que sea una violación de los valores y el código de conducta ético de una organización.
  • Proyectos atrofiados: una distribución ineficaz del presupuesto, el personal o los recursos puede ser el resultado de falsificar las habilidades, lo que acaba afectando negativamente a los proyectos o iniciativas.
  • Trabajo en equipo perjudicial: cuando los miembros del equipo mienten sobre sus habilidades o contribuciones, pueden generar desequilibrios en la carga de trabajo, disminución de la eficiencia y obstáculos en el progreso de proyectos u objetivos.

Lejos de emplear subterfugios como el sandbagging es importante fomentar una cultura de apertura, transparencia y confianza en el lugar de trabajo. Alentar a las personas a mostrar sus habilidades genuinas, colaborar de manera efectiva y buscar oportunidades de crecimiento de manera honesta y ética promueve un ambiente de trabajo más saludable para todos.

Relacionado

Artículos

11 minutos

Crear una fuerza laboral preparada para la IA

Leer

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE