Técnicas para gestionar una fuerza laboral flexible

9 minutos

¿Qué técnica o estrategia es efectiva para administrar una fuerza laboral flexible? Desde cultivar el respeto mutuo y la confianza hasta centrarse en los resultados, existen varias estrategias que puedes utilizar para guiar a una fuerza laboral más flexible.

10 técnicas para administrar una fuerza laboral flexible

Cultivar el respeto mutuo y la confianza

Los gerentes deben confiar en los empleados y los empleados deben confiar en los gerentes y los miembros de su equipo. Como gerente, es importante desarrollar relaciones profesionales con los miembros del equipo para cultivar el respeto y la confianza mutuos. Es posible que descubras que algunos empleados son más productivos cuando trabajan de forma remota. Entonces, como gerente, debes asegurar de que se establezcan y comuniquen las expectativas, y que haya una comunicación regular para mantener los proyectos en marcha.

Mantener objetivos rígidos

Una estrategia efectiva para administrar una fuerza laboral flexible es tener objetivos muy rígidos, pero ser flexible en todo lo demás. Cuando se hace esto de manera efectiva, se les brinda a los empleados la flexibilidad para trabajar de la manera que ellos quieran, pero asegurándose de que siguen alcanzando las metas necesarias. Al administrar una fuerza laboral flexible, debes imponer algún tipo de estructura, y la mejor manera de hacerlo es concentrarse en los objetivos. Siempre que todos los miembros del equipo alcancen estas metas, el lugar de trabajo puede ser tan flexible como se desee.

Priorizar la comunicación regular en línea

Una estrategia efectiva para administrar una fuerza laboral flexible es enfatizar y priorizar la comunicación en línea regular, como videollamadas diarias con el equipo y reuniones individuales semanales entre los empleados y sus gerentes. La colaboración casual es bastante natural en un entorno de oficina. Pero con el trabajo remoto e híbrido convirtiéndose en la nueva norma en muchas organizaciones, mantenerse en contacto requiere un esfuerzo más deliberado. Es importante mantener un sentido de comunidad y construir sobre la cultura de la empresa, especialmente cuando se administra una fuerza laboral flexible.

Tratar a todos los empleados por igual

Las organizaciones que descubren cómo tratar a todos los empleados por igual y reconocen que no todos tienen que ser tratados de la misma manera serán más efectivas en la gestión de una fuerza laboral flexible. Tres procesos de pensamiento clave contribuyen al éxito: Primero, la gerencia debe evitar políticas generales en lugar de evaluar roles individuales y desarrollar parámetros de trabajo específicos para cada uno. En segundo lugar, las organizaciones deben evitar la creación involuntaria de equipos «A» y «B», lo que puede suceder cuando los gerentes comienzan a asignar mejores asignaciones a las personas que ven todos los días y no a las que trabajan de forma remota. En tercer lugar, es posible que las empresas necesiten revisar los procesos para estandarizar las interacciones de los miembros del equipo. Por ejemplo, convoca todas las reuniones virtualmente, ya sea que los participantes trabajen internamente o no, y exige que todos usen el mismo fondo de pantalla.

Considerar los programas de talento total

Considera un programa de talento total que supervise las contrataciones permanentes, el talento eventual y la movilidad interna. Compras, recursos humanos e IT tienden a operar de manera fragmentada cuando contratan trabajadores, pero la colaboración entre todos los departamentos es fundamental. 

Las soluciones integradas de gestión de talentos brindan a los equipos de recursos humanos y adquisición de talentos una gran cantidad de datos y análisis que brindan los conocimientos necesarios para encontrar y entregar el talento adecuado en el momento justo para satisfacer las necesidades comerciales. Dichos programas también brindan a los equipos de adquisición de talentos la oportunidad de ver a toda su fuerza laboral de un vistazo porque centralizan la contratación de trabajadores de tiempo completo, media jornada, temporales y eventuales. Tener transparencia y visibilidad en toda la fuerza laboral realmente ayuda a impulsar mejores decisiones comerciales.

Capacitar a los gerentes

Una fuerza laboral flexible coloca a cualquier empresa en la categoría de «mejor lugar para trabajar». Sin embargo, administrar una fuerza laboral flexible puede ser un desafío. Dirige a las partes interesadas que tienen la responsabilidad diaria de administrar la fuerza laboral flexible para que sean los creadores de la política y los procedimientos para el trabajo remoto. De esta forma se les empodera para visualizar y construir un programa con éxito que, posteriormente, se les encomendará administrar.

Centrarse en los resultados

Centrarse en los resultados y ofrecer una mayor flexibilidad es la principal prioridad. Se trata de la libertad de acción que en realidad viene con la propiedad de tus propias acciones y resultados finales. Encontrar el equilibrio entre la responsabilidad y la libertad es la clave para gestionar con éxito equipos flexibles.

Contar con un sistema que conecte a todos

El entorno laboral actual ha cambiado drásticamente en los últimos dos años. Hemos visto un cambio hacia lugares de trabajo híbridos y remotos y eso probablemente no cambiará para muchas empresas. Las organizaciones deben tener un sistema que conecte a todos, no solo un sistema de comunicación como Slack o Microsoft Teams, sino una plataforma de recursos humanos donde los empleados puedan planificar su trayectoria profesional y colaborar con la gerencia para desarrollarse continuamente. De esta manera, hay una línea de visión sobre dónde están y quieren estar los trabajadores desde su punto de vista profesional.

Reconocer y reelaborar creencias

Hay un nuevo fenómeno para la fuerza laboral híbrida: una creencia generalizada de que los empleados remotos son menos productivos, tienen relaciones menos cercanas con los gerentes y miembros del equipo, y serán pasados ​​por alto para promociones y oportunidades de desarrollo profesional. Administrar una fuerza laboral flexible significa reconocer estas creencias y reelaborar la estrategia de experiencia de los empleados para garantizar que la población remota e híbrida tenga una experiencia estelar y equitativa a los empleados que están físicamente en la oficina.

Definir modos de trabajo

El trabajo remoto ha sido parte de la cultura de muchas empresas antes de que la pandemia obligara a otras organizaciones a hacer lo mismo. Estas organizaciones han alentado y empoderado a los empleados y gerentes para que decidan dónde trabajar para aumentar la eficiencia y la productividad. Esta filosofía ha conducido al desarrollo de los Modos de Trabajo. Para aquellos nuevos en el trabajo flexible, puede ser difícil discernir qué tareas deben realizarse y dónde. Los modos de trabajo ayudan a transmitir las normas de trabajo y aclaran cuándo los empleados deben estar en la oficina o en casa, según la tarea en cuestión.

Al administrar una fuerza laboral flexible, es importante brindar orientación para que los empleados se sientan cómodos y productivos para realizar su trabajo. Cada modo de trabajo guía en última instancia cómo se puede utilizar de la manera más eficaz el espacio de oficina u hogar.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Entrevistas con candidatos neurodiversos

Leer

Artículos

7 minutos

Por qué invertir en las comunicaciones internas

Leer

Artículos

13 minutos

Cómo retener a los empleados sin gastar más

Leer

Artículos

9 minutos

Contratar por habilidades y no por titulaciones

Leer

Artículos

6 minutos

Cuestiones clave sobre diversidad e inclusión

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE