Trabajo a tiempo completo o freelance

8 minutos

El mercado laboral actual ofrece innumerables oportunidades laborales, tanto a tiempo completo como freelance. Algunas personas incluso eligen trabajar por cuenta propia mientras tienen un empleo a jornada completa. Dependiendo de su disponibilidad y preferencia personal, es posible que debatas entre unirte a una empresa a tiempo completo o trabajar independientemente y estar a cargo de tu propio horario y trabajo.

Tanto tener un trabajo de tiempo completo como trabajar por cuenta propia tienen sus pros y sus contras. La pregunta sobre qué trayectoria profesional es mejor ha sido objeto de mucho escrutinio, especialmente a la luz de los recientes acontecimientos mundiales, como la pandemia. 

Qué tener en cuenta al buscar trabajo a tiempo completo o freelance

1. Flexibilidad

Trabajar por cuenta propia tiene una gran ventaja en comparación con tener un trabajo de tiempo completo, y es la capacidad de ser flexible, tanto en términos de horario de trabajo como de ubicación. Un trabajo a jornada completa generalmente te limitará a un escritorio de oficina, con un horario de trabajo fijo, de lunes a viernes.

Sin embargo, hoy en día, debido a la pandemia, cada vez más empresas optan por permitir que sus empleados trabajen de forma remota. Esto es excelente para las personas que disfrutan del trabajo remoto, pero tarde o temprano, la mayoría de los empleadores les pedirán a sus empleados que regresen a la oficina.

Si prefieres trabajar de forma remota y tener la libertad de ir a cualquier lugar sin ningún compromiso, entonces trabajar como freelance parece la opción perfecta para ti. Sin embargo, si te gusta separar tu espacio personal de tu trabajo, tener un trabajo de tiempo completo en una oficina podría ser la mejor opción.

2. Ubicación

Si vives en una ubicación remota o en un lugar que no tiene muchos negocios con oficinas, puede ser difícil encontrar un trabajo interno sin tener que realizar grandes desplazamientos. Aquí es cuando trabajar independientemente puede ser un verdadero salvavidas.

Dado que trabajar por cuenta propia es 100% remoto, puedes trabajar desde cualquier lugar. No estás obligado a trabajar en ningún espacio de oficina, por lo que tu centro laboral podrá ser cualquier lugar que elijas.

Por lo tanto, si eliges trabajar de forma remota como freelance, te alegrará saber que hay muchos sitios web de trabajo autónomo que te ayudarán a empezar lo antes posible.

3. Estabilidad financiera

Un revés importante para trabajar por cuenta propia es el hecho de que los ingresos varíen mes a mes. La estabilidad financiera es extremadamente importante, especialmente si tienes que pagar un alquiler mensual y facturas. Tus ganancias mensuales no siempre dependerán de cuántas horas haya dedicado; a veces, simplemente no habrá suficiente demanda entre los clientes.

Es por eso por lo que tener un trabajo de tiempo completo ofrece tranquilidad, al menos en términos de ingresos. Con un trabajo de tiempo completo, nunca tendrás que preocuparte por cuánto dinero te llevarás a casa, y no estar seguro de tu situación financiera puede generar mucha tensión y estrés.

Por lo tanto, si no tu situación financiera actual no es buena y no puedes permitirte el lujo de ganar menos de lo esperado de vez en cuando, el trabajo independiente definitivamente no es la mejor opción, ya que puede generar incertidumbre laboral.

Además, a veces tendrás que aceptar un proyecto que no te hace muy feliz solo para poder cubrir tus necesidades financieras mensuales, así que, si no te ves capaz, la vida de freelance no es la tuya.

4. Horas de trabajo

Una de las mayores ventajas de ser freelancer es poder elegir cuándo trabajar. Esto significa no tener que configurar alarmas para despertarte para llegar a tiempo a la oficina cada mañana. Si no eres una persona mañanera, o simplemente prefieres trabajar en tu propio tiempo, el trabajo independiente es perfecto para ti.

Sin embargo, puede ser difícil establecer un horario de trabajo estricto como autónomo, lo que significa que es posible que no puedas controlar cuándo y cuánto trabajas. Esto también dependerá de la naturaleza de los proyectos, cuántos tiene y otros muchos factores.

Entonces, si te gusta tener una rutina establecida, definitivamente puedes hacerlo como freelance. Sin embargo, es más fácil apegarse a un horario estricto cuando tienes un trabajo a jornada completa que requiere que llegues a tiempo todas las mañanas.

Al final, todo se reduce a las preferencias personales y a lo que más te importa. Si quieres tener el control de tu propio tiempo, definitivamente elige trabajar por cuenta propia. Si prefieres tener un horario de trabajo estrictamente establecido, un empleo a jornada completa podría resultarte mejor.

5. Vida social

Tener y mantener tu vida social mientras trabajas puede ser difícil a veces. Eso es particularmente cierto si tienes un trabajo de tiempo completo que requiere que te quede horas extras para ponerte al día con el trabajo adicional. Si para ti tu vida social es extremadamente importante para tener bienestar, es posible que estés mejor con horarios de trabajo flexibles.

Afortunadamente, el trabajo independiente te da la libertad de elegir cuándo trabajar, para que puedas tener tiempo libre para pasarlo con amigos y familiares. Aunque no es imposible tener tiempo tanto para tu trabajo como para tu vida social, depende puramente de la naturaleza de tu trabajo. 

Si eres una persona orientada al equipo, puede que te resulte agradable pasar tiempo con los colegas en el trabajo, lo que puede representar un gran sustituto de tu vida social. Todo dependerá del campo de trabajo en el que te encuentres, así como de tus preferencias personales.

6. Beneficios para empleados

Tener beneficios para empleados es probablemente la mayor ventaja de tener un empleo a jornada completa, en comparación con el trabajo independiente. Esto incluye seguro médico, impuestos y también días de vacaciones pagados y licencias por enfermedad. Desafortunadamente, cuando trabajas de manera independiente, debes pagar tu propio seguro médico e impuestos.

No tienes que preocuparte por nada de esto si tienes un trabajo de tiempo completo, ya que, en la mayoría de los casos, el empleador cubre los costes. Además, también tendrás una cantidad fija de días de vacaciones pagadas cada año.

Al trabajar como freelance, no tendrás ningún ingreso si no estás trabajando en proyectos, por lo que esto es algo que definitivamente debes tener en cuenta al tomar tu decisión final.

Como ves, ambos tipos de trabajo tienes sus pros y contras. La decisión final es tuya, ¿qué te interesa más? ¿Contar con un trabajo a tiempo completo o ser freelance?

Relacionado

Artículos

11 minutos

Cómo tener en cuenta los valores al contratar

Leer

Artículos

9 minutos

Apoyo a los equipos remotos

Leer

Artículos

11 minutos

Pensamiento crítico y toma de decisiones

Leer

Artículos

8 minutos

Qué es Skillability

Leer

Artículos

11 minutos

Onboarding de trabajadores remotos

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE