El impacto de la Inteligencia Artificial en RR.HH.

La Revolución Tecnológica ha provocado un gran cambio en el tejido empresarial global. De hecho, en España, el 75% de las empresas se encuentran en una fase bastante avanzada con relación a sus planes y estrategias de transformación hacia lo digital. La Inteligencia Artificial muestra (IA) ser clave en este sentido.

A pesar de que Recursos Humanos no es un departamento que destaque por ser pionero en el empleo de las tecnologías digitales, ha terminado aceptando y sacando el máximo partido a las mismas. No es de extrañar, teniendo en cuenta que estas tecnologías favorecen la cultura corporativa y que proporcionan herramientas que optimizan y dinamizan las tareas del departamento.

El Big Data, la gamificación o la realidad virtual son algunas de estas herramientas digitales que aprovecha el departamento de RR.HH. Sin embargo, es la Inteligencia Artificial la que realmente ha revolucionado no solo a Recursos Humanos sino a toda la empresa.

Descarga el Estudio sobre el impacto de la Inteligencia Artificial en los recursos humanos

Cómo se aplica la Inteligencia Artificial a RR.HH.

La Inteligencia Artificial consiste en desarrollar softwares especializados capaces de dotar inteligencia humana a las máquinas. Estos ordenadores con pensamiento humano no solo procesan la información, sino que la interpretan y resuelven conflictos imprevistos durante los procesos.

Además, la IA prioriza el aprendizaje automático y el deep-learning en estos ordenadores, con lo que las máquinas son capaces de aprender, resolver problemas, razonar y procesar el lenguaje.

Pero ¿cómo afecta la Inteligencia Artificial al departamento de Recursos Humanos? El impacto de la IA en RR.HH. afecta principalmente en cuatro áreas:

1. Experiencia del empleado

La Inteligencia Artificial interpreta los datos de la plantilla, con lo que es capaz de ofrecer contenidos personalizados acordes a los intereses de los trabajadores. De esta forma, se mejora la experiencia del empleado y se garantiza la retención del talento por parte de la empresa.

Estos contenidos únicos para cada trabajador consiguen, también, que éste adquiera una mejor imagen de marca. Además, no hay que descartar la opción de emplear las mismas técnicas con posibles candidatos, de forma que sean ellos los interesados por trabajar en la compañía (captar nuevo talento).

2. Reclutamiento

Las ofertas personalizadas es solo un ejemplo de lo que la Inteligencia Artificial puede hacer por el departamento de Recursos Humanos. La captación de nuevo talento resulta mucho más eficaz y sencilla permitiendo que la IA mejore los procesos de reclutamiento.

Gracias a la Inteligencia Artificial los reclutadores cuentan con información relevante de los candidatos durante los procesos de selección y evaluación. De hecho, casi la mitad de las empresas que emplean la IA lo hacen para optimizar sus procesos de reclutamiento. Así queda reflejado en el informe The Littler Annual Employer Survey.

En la actualidad, el empleo de chatbots está en auge. Gracias a estos chats automáticos, los reclutadores pueden contactar con los candidatos durante los procesos de selección. Facilitan información relevante del potencial trabajador y favorecen el feedback entre reclutadores y postulantes.

3. Aprendizaje y formación

La IA también permite el desarrollo de aplicaciones que facilitan el aprendizaje continuo y el desarrollo de habilidades en los empleados. Se trata de cursos formativos de corta duración con presentación a modo de juego. De esta forma, los trabajadores aprenderán de una manera atractiva, rápida y sencilla, sin necesidad de disponer de un maestro o un aula.

4. Predicciones

La tecnología IA procesa sin problemas toda la información de la plantilla, independientemente de su tamaño. Con este análisis, la extracción de datos relevantes relacionados con el rendimiento y la productividad de la empresa será una tarea automática y sumamente sencilla. El personal de RR.HH. ya no tiene que pasar horas y horas revisando datos e informes para obtener la información que realmente necesitan.

El análisis automático de esta ingente cantidad de información facilitará las predicciones de comportamiento del personal. Por ejemplo, se puede predecir posibles desmotivaciones de los trabajadores y sus causas. De esta forma, el departamento de Recursos Humanos podrá tomar las medidas oportunas para evitar que se produzca dicha desmotivación, absentismo laboral, bajás por depresión o estrés… Es decir, podrá evitar la temida rotación del personal.

La transformación digital conlleva un nuevo papel de gestión cultural. La implementación de la Inteligencia Artificial y la tecnología digital en RR.HH. resultan imprescindibles en la captación y retención del talento. Al fin y al cabo, es esta gestión del talento uno de los puntos clave en cualquier proceso de transformación digital empresarial.