Cómo convertirte en autónomo si no eres de España

Los extranjeros pueden montar un negocio en España o trabajar por cuenta propia como autónomo. Los extranjeros y los españoles reciben el mismo trato, aunque todos los expatriados necesitan un número de identidad de extranjero (NIE). Además del NIE, los ciudadanos de fuera de la UE / EEE / Suiza pueden necesitar una visa de autónomo para ingresar a España. También necesitan el formulario 036 para obtener un número de identificación fiscal NIF, más un seguro de responsabilidad civil.

El proceso real para convertirte en autónomo en España es relativamente sencillo, aunque lleva mucho tiempo. También debes darte de alta para las contribuciones fiscales y a la seguridad social y contratar un seguro médico español mientras trabajas como autónomo en el país.

¿Quién puede convertirse en autónomo en España?

Si eres de la UE / EEE o Suiza, puedes establecerte como autónomo en España sin restricciones. En caso de no haber nacido en la UE / EEE o Suiza, es posible que necesites una visa para venir a España, un permiso de residencia para permanecer a largo plazo, más un permiso de trabajo que te permita convertirte en autónomo.

Todos los que quieran establecerse como autónomos o crear una empresa necesitan un número de identidad de extranjero (NIE). El número sirve también para realizar las contribuciones a la seguridad social.

El NIE se solicita en la sección de Extranjería de cualquier comisaría de la policía nacional española. Solo hay que completar el formulario de solicitud de Solicitud de Número de Identidad de Extranjero (NIE) y Certificados (formulario EX-15), mostrar el pasaporte y abonar la tarifa correspondiente.

Visa española para freelancers y autónomos

Si solicitas una visa de autónomo en tu país de origen, comunícate con el consulado o embajada española local. Una visa de autónomo te permite vivir y trabajar en España con un plan de negocios. Sin embargo, si deseas iniciar un negocio antes de recibir la residencia, puede registrar un accionista y nominar a un residente español como director o gerente. Los accionistas no necesitan residencia, pero sí un NIE y NIF.

Necesitas documentos como:

  • Pasaporte
  • Formulario EX-07
  • Información sobre el negocio o trabajo por cuenta propia en España (p. Ej., Plan de negocio, acuerdos con clientes)
  • Licencias o comprobante de estudios para realizar el trabajo
  • Inversión inicial y comprobante de ingresos por inversiones

Los documentos no deben exceder los 90 días desde su emisión. También puedes obtener la aprobación de un plan de negocios visitando una organización que el gobierno español considere adecuada. Tener un plan de negocios preaprobado también puede facilitar el proceso de visa de autónomo. Puedes ponerte en contacto con una oficina local de estas organizaciones:

  • Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos (ATA)
  • Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA)
  • Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE)
  • Organización de Profesionales y Autónomos (OPA)
  • Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE)

Una vez que cuentes con la documentación necesaria, programa una cita con la embajada española más cercana o a través de la sede electrónica de Administraciones Públicas si ya te encuentras en España (seleccione la región y luego Autorización inicial de Residencia y Trabajo por Cuenta Propia). Tienes un plazo de 10 días para abonar la tasa de solicitud (alrededor de 200€). Si se aprueba, recibirás una carta de preaprobación que te permitirá solicitar una visa de autónomo y un permiso de residencia al cabo de un mes.

En este punto tendrás que presentar la siguiente información:

  • DNI o pasaporte (con al menos cuatro meses de validez)
  • Certificado médico
  • Comprobante del pago de la tasa de visado (60€)
  • Antecedentes penales de los últimos cinco años

Cambiar el visado para convertirte en autónomo

En caso de ya residir en España con otro tipo de visado, generalmente puedes comenzar el proceso de cambio a una visa de autónomo sin problema. Sin embargo, es posible que debas regresar a tu país de origen para recogerlo. Existen algunas excepciones; por ejemplo, los residentes que llevan más de tres años en España pueden solicitar una modificación de su permiso de residencia existente. Consulta con la oficina de inmigración local (extranjería) o consulado antes de preparar cualquier documento.

Por lo general, se requiere un año de residencia antes de modificar una visa existente (con algunas excepciones). Sin embargo, si no deseas convertirte en autónomo, existen algunas alternativas, como la creación de una sociedad cooperativa. Sin embargo, no debes confundirlo con las cooperativas en línea a través de las cuales se pueden emitir facturas.

También es posible solicitar una modificación a la visa de un empleado en una fecha posterior si ya trabajas en España. El proceso también suele ser más fácil que tratar de modificar una visa normal por una de autónomo, lo que puede ser un punto atractivo por considerar para los empleadores.

La visa de autónomo español es la única que no requiere un patrocinador corporativo. Venir a España con una visa de autónomo también puede ser útil para que los extranjeros encuentren trabajo, ya que es más fácil para los empleadores contratarlos. Sin embargo, obtener una visa de autónomo español requiere tiempo (alrededor de tres a seis meses) y dinero (en torno a 400-600€). Esto incluye el tiempo y el coste de obtener ciertos documentos oficiales.

Una vez que estés en España con una visa de autónomo, tienes 90 días para visitar la oficina de extranjería y convertirla en un permiso de residencia español. El gobierno explica el proceso (en español).

Cómo convertirte en autónomo en España

Antes de poder empezar a trabajar como autónomo en España, debes registrarte en la Agencia Tributaria (Hacienda) y en el sistema de seguridad social español (Tesorería General de la Seguridad Social).

1. Registrar un negocio y convertirte en autónomo

En primer lugar, debes registrarte para el Impuesto sobre actividades económicas en una de las oficinas de Hacienda. Puede encontrar los datos de contacto de tu oficina fiscal local a través de la Agencia Tributaria. Necesitas el pasaporte y el número NIE.

A efectos fiscales, debe ser un comerciante individual (empresario individual) o un profesional independiente (autónomo profesional). Tanto las oficinas de hacienda como las de la seguridad social querrán que te ubiques en una categoría que describa el tipo de trabajo que deseas realizar y cuente con su propio número de código.

Debes completar el Modelo 036 o 037, conocido como declaración censal y recibir un certificado fiscal personal (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF).

2. Seguridad social y seguro médico para autónomos en España

Después de registrar la empresa ante las autoridades fiscales, dispones de 30 días para ponerte en contacto con la autoridad de seguridad social española para informarles que ahora trabajas por cuenta propia en España. Todos los autónomos tienen que darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o RETA.

Para ello necesitas presentar la siguiente documentación:

  • Fotocopia del pasaporte
  • Número de NIE
  • Formulario IRPF
  • El Modelo 036 o 037 cumplimentado
  • Formulario de solicitud completo

También es posible que debas presentar el registro de tu dirección, conocido como padrón.

Para acceder a la asistencia sanitaria gratuita a través del sistema sanitario estatal español, como trabajador autónomo tendrás que afiliarte a una mutua organizada a través de RETA. Se te entregará una tarjeta sanitaria a partir del mes en que te inscribas y la cobertura puede incluirte a ti y a cualquier familiar dependiente que viva en la misma dirección.

Si necesitas ayuda para montar convertirte en autónomo en España o para completar tus declaraciones de impuestos, puedes contratar a un gestor, un tipo de gerente comercial que actúa como enlace entre tú y la burocracia española.