Optimizar la comunicación entre generaciones

La experiencia indica que existe una amplia brecha de comunicación en equipos de trabajo multigeneracionales. De hecho, el 83% de los trabajadores de la Generación Z prefiere relacionarse con los gerentes en persona, mientras que el 82% de los gerentes cree que sus empleados de la Generación Z prefieren comunicarse por mensaje instantáneo. Además, el 57% de la Generación Z quiere recibir comentarios varias veces a la semana, pero solo el 50% de sus gerentes les brindan feedback con tanta frecuencia.

La proliferación de la tecnología móvil y la conectividad ubicua ha creado una abundancia de nuevos canales de comunicación. El correo electrónico, el texto, el chat, la videollamada y las redes sociales son formas relativamente nuevas de comunicación que no existían durante la mayor parte del siglo XX.

La complejidad se intensifica al combinar los múltiples canales con las diferentes preferencias y expectativas de comunicación de cada generación en la fuerza laboral. La comunicación entre generaciones es un desafío, pero los líderes quieren hacerlo bien.

Estrategias para lograr una comunicación multigeneracional óptima

1. Tener conciencia generacional

Una conciencia general de cómo cada generación aborda la comunicación es clave para cerrar la brecha comunicativa. Hay que tener en cuenta que los rasgos generacionales son pistas, no absolutas, pero pueden ayudar a conectar e influir.

  • Los Baby Boomers aprecian las comunicaciones formales y directas cara a cara, por teléfono o por correo electrónico. Valoran la información de fondo y los detalles.
  • La Generación X favorece las comunicaciones informales y flexibles con preferencia por el uso de correo electrónico, teléfono, mensajes de texto y Facebook. Valoran una etiqueta profesional.
  • Los Millennials prefieren las comunicaciones auténticas y rápidas, especialmente si se hacen por mensajes de texto, chat, correo electrónico o Instagram. Valoran la eficiencia y el enfoque digital.
  • La Generación Z aprecia las comunicaciones transparentes y visuales con preferencia por el cara a cara, Snapchat, YouTube, TikTok y FaceTime. Valoran el vídeo, los comandos de voz y el enfoque único del móvil.

Sorprendentemente, más del 70% de la Generación Z quiere comunicarse cara a cara en el trabajo. Continuarán entrando y saliendo de los canales digitales a los que están acostumbrados mientras buscan más encuentros cara a cara.

La brecha de comunicación también aumenta en función de cómo cada generación usa los emojis. El 83% de los usuarios de emoji de la Gen Z se sienten más cómodos expresando sus emociones a través de emojis que realizando una llamada telefónica, en comparación con el 71% de los Millennials, el 61% de la Gen X y el 53% de los Baby Boomers.

2. Consultar a la persona con la que se habla

Es preciso usar las generaciones como pistas y adoptar la preferencia de comunicación más utilizada por esa generación. Por ejemplo, los Baby Boomers que desean conectarse con la Generación Z no deben llamar y dejar un correo de voz. En cambio, optar por mensajes de texto o mensajes instantáneos mejorarán los resultados. Por el contrario, los Gen Zers que desean conectarse con Baby Boomers obviarán FaceTime o MD en las redes sociales. En cambio, concertar una llamada telefónica u organizar una reunión cara a cara resultará más eficaz.

Ya no se trata de cómo entregar el mensaje deseado sino de cómo es más probable que el receptor lo consuma. También es importante hacer coincidir el canal correcto con el tipo de información:

  • La llamada telefónica es para conversaciones detalladas, largas, difíciles o emocionales.
  • El correo electrónico es para información breve, informativa y / o instructiva.
  • El chat es para anuncios generales, noticias, mensajes informales, colaboración en equipo y socialización.
  • El vídeo (Zoom, FaceTime, Teams, etc.) es para conversaciones largas, ricas en comentarios, enfocadas, emocionales o difíciles.

3. Reflejar la comunicación

Se debe responder a las comunicaciones utilizando el mismo canal por el que se recibió. Si fuera necesario alternar el canal de comunicación, hay que tomarse el tiempo para recapitular la correspondencia anterior en el nuevo canal de comunicación.

4. Establecer expectativas de comunicación

Si un equipo o un individuo no ha sido explícito acerca de sus preferencias de comunicación, otros tendrán que adivinar cuál de los innumerables canales de comunicación usar y, por lo general, no cumplirán con sus preferencias personales.

5. Crear un acuerdo de comunicación en equipo

El propósito de establecer un acuerdo de comunicación es crear pautas oficiales que resalten las reglas de cómo un equipo debe comunicarse entre sí.

Transmitir claramente pautas sobre cómo comunicarse es esencial en los entornos de trabajo digitales y de alta tecnología de hoy en día. Un acuerdo de comunicación ayuda a establecer expectativas, crear la aceptación del equipo, establecer límites para proteger el trabajo crucial y agilizar la comunicación.

Crear un acuerdo por separado para cualquier comunicación externa con clientes, usuarios y proveedores también es importante. Una vez que se tenga claro cómo transmitir las ideas correctamente, se podrá liderar efectivamente a los empleados, sin importar de qué generación sean.