La brecha salarial en España sigue en aumento

Infoempleo y Adecco Group Institute aúnan esfuerzos para presentar un nuevo informe que refleje el presente y la evolución de las retribuciones salariales de los profesionales en España. Se trata de uno de los mejores indicadores para poder cuantificar el equilibrio entre la oferta y la demanda del mercado laboral.

Según los datos recabados en este informe, la retribución media en España es de 23.812 euros brutos al año, dejando de lado variables y salarios en especie. Esto se traduce en una pérdida del 5% en salarios respecto al ejercicio anterior.

<< Descarga el XXII Informe Infoempleo Adecco – Adecco Institute >>

Evolución de los salarios según las empresas

De las 583 encuestas realizadas a empresas y profesionales de los recursos humanos, obtenemos los siguientes resultados:

  • El 42,05% ofrece remuneraciones inferiores a las nuevas incorporaciones, con un rango que oscila entre el 25% y el 50% de menor salario según empresa.
  • El 44,52% paga salarios similares independientemente de la antigüedad del trabajador.
  • El 7,77% facilita retribuciones superiores a las nuevas contrataciones.

En cuestión de actualización de salarios, durante 2018 solo el 3,18% de las organizaciones ha reducido sus remuneraciones en plantilla y el 3,53% lo ha hecho en la parte variable. Más del 51% de las empresas ha incrementado su retribución salarial, aunque el 24,38% se ha centrado en mejorar la parte variable de la nómina. El resto de los trabajadores ha visto como su sueldo ha sido congelado.

Percepción salarial por parte de los trabajadores

Prácticamente el 70% de los trabajadores encuestados señalan no estar suficientemente remunerados en el trabajo. Más del 29% restante se muestra contento con su salario y menos de un 1% considera que recibe una retribución excesiva por el trabajo que realiza.

La media salarial entre trabajadores, sin incluir variable, llega a los 23.617 euros anuales. En caso de puestos directivos, esta cifra llega a los 43.237 euros; en el caso de los mandos intermedios el sueldo medio es de 29.315 euros; para los técnicos es de 24.322 euros; y para los empleados es de 17.999 euros.

Brecha salarial según antigüedad

La brecha salarial según antigüedad puede llegar al 21%, alcanzando casi los 9.000 euros anuales entre trabajadores con las mismas funciones. El salario medio de las nuevas incorporaciones (con menos de un año en la empresa) es de 20.151 euros brutos al año, mientras que un trabajador con antigüedad igual o superior a los 10 años recibe una remuneración de 29.083 euros por el mismo tipo de empleo.

Esta brecha salarial tiene mayor peso en las categorías más bajas que para los directivos. De hecho, la diferencia entre retribuciones de un empleado con más de 5 años en la empresa y otro recién incorporado es del 22,81%. En el caso de los mandos intermedios la brecha salarial por antigüedad llega hasta el 13,75% y es del 20,27% en el caso de los técnicos. En el caso de los puestos directivos, esta diferencia entre retribuciones es de tan solo un 5,46%.

Brecha salarial según formación

Cuanta mayor sea la formación del trabajador, mejor remuneración percibirá. La brecha salarial entre un trabajador sin estudios y otro con master, puede llegar a superar los 12.000 euros anuales. Con esto queda patente la necesidad de trabajadores cualificados en el mercado laboral.

Graduados superiores en FP o equivalente reciben un sueldo medio de 21.496 euros frente a los 18.703 euros de aquellos con Grado Medio de FP. Por su parte, los trabajadores con Bachillerato perciben una remuneración media de 18.583 euros, aquello con ESO finalizado alcanzan los 16.523 euros y los empleados sin estudios se quedan en los 16.523 euros.

Viendo estos datos, observamos que un titulado universitario puede llegar a percibir un 21% más de retribución que un trabajador con estudios básicos o sin formación, o un 16% más que un empleado con FP.

Brecha salarial según sexo

De media, los hombres reciben 18% más de remuneración que las mujeres. Existe una diferencia de más de 3.800 euros entre salarios según el sexo del trabajador, siendo una situación extrapolable a cualquier categoría laboral.

Es en los puestos de dirección donde más se nota esta diferencia entre salarios, superando los 13.000 euros. Mientras ellos perciben remuneraciones de hasta 46.624 euros, las mujeres solo llegan a los 32.743 euros. En el caso de puestos intermedios, la brecha salarial por sexo se reduce a los 3.805 euros; en las posiciones técnicas es de 1.736 euros; y en la categoría de empleados esta diferencia es de 1.945 euros.

En relación con el tipo de salario, 1 de cada 3 empleados perciben parte de su remuneración como variable, siendo el seguro médico privado lo mejor valorado, seguido de las dietas y desplazamientos y la formación externa.

Para finalizar, más del 60% de las empresas encuestas aseguran que aumentarán la retribución de sus empleados de cara a 2020. De estas, el 29,14% considera que serán los profesionales del área comercial y ventas quienes mayores beneficios percibirán por su trabajo. A medio plazo, el 66,08% de las empresas considera que en 2025 se habrán recuperado los niveles salarios perdidos debido a la crisis económica. Habrá que esperar para confirmar si la brecha salarial seguirá su aumento en este periodo de tiempo o nos libraremos de ella.