El futuro de la función de los RR.HH.: cambios y perspectivas

Son precisamente los departamentos de RR.HH. de las grandes empresas los que ya han profundizado en las Nuevas Tecnologías. De hecho, han fomentado la contratación de empleados cualificados y han allanado el camino para facilitar la integración del trabajo humano y digital.

Desde operar en salas de conferencias cerradas hasta ocupar un puesto líder en la mesa de liderazgo de alto nivel, Recursos Humanos ha recorrido un largo camino. Hoy en día, el papel de RR.HH. en la planificación e impulso del crecimiento estratégico es tan importante como la tecnología o el liderazgo empresarial.

En los últimos años, los departamentos de Recursos Humanos han experimentado cambios dinámicos de rol, de función e impacto general en la estructura de las empresas. La transformación digital no deja hueco para la metodología tradicional. Para las organizaciones, cuanto más rápido se adapten a los cambios, mayores serán las posibilidades de supervivencia dentro del mercado.

En uno de los últimos informes de KPMG se revelan los dos lados de esta historia. De los 1200 ejecutivos de 64 países de Recursos Humanos encuestados, el 39% de estos están aprovechando recursos e ideas para redefinir modelos obsoletos e implementarlas Nuevas Tecnologías (análisis, trabajo digital e inteligencia artificial). Sin embargo, la mayoría de los líderes de RR.HH. consultados están confundidos y abrumados por tantos cambios, por lo que corren el peligro de extinguirse. Se encuentran luchando por adaptarse a la era digital o simplemente la ignoran.

Sin lugar a duda, existe una gran nube de incertidumbre en las mentes de los líderes de Recursos Humanos a nivel global. En cierta manera es lógico pues se encuentran en un contexto de cambio inevitable e implacable. Además, estas transformaciones están provocando que el papel los departamentos de RR.HH. también cambie. Lo vemos a continuación.

Funciones del director de RR.HH. moderno (CHRO)

El papel de un CHRO es uno de los más importantes en cualquier empresa. El rol de este perfil no solo se está expandiendo, sino que también está recibiendo el debido reconocimiento y apreciación del resto de la suite C.

Hoy, los CHRO deben allanar el camino de la empresa para conseguir un mejor crecimiento estratégico. Por ello, los directores de RR.HH. son vitales en la toma de decisiones relacionadas con el reclutamiento, la compensación, la gestión del talento, la gestión del desempeño, la capacitación, la experiencia de los empleados y mucho más. Para lograr esto, los CHRO necesitan practicar el aprendizaje continuo y aplicar sus conocimientos en favor de la organización.

Los directores actuales de Recursos Humanos no pueden centrarse solo en las actividades cotidianas del departamento de RR.HH. Se les exige que aporten su granito de arena en relación con la orientación empresarial de alto nivel y liderazgo para definir el futuro del trabajo.

El hecho de prestar ayuda a las organizaciones para pasar de los sistemas rígidos tradicionales a las nuevas estructuras organizativas ágiles convierte a los CHRO en piezas principales a la hora de dirigir este necesario motor de cambio.

Los CHRO también podrán aportar diversidad a la cultura organizacional de la empresa. Deben servir como custodios de dicha cultura, liderar con el ejemplo y alinear esta metodología de trabajo con los objetivos comerciales centrales. Esto implica diseñar programas y estrategias específicos para garantizar un lugar de trabajo comprometido, empleados felices, estrategias de recompensa que retengan el talento y garantizar que haya diversidad e inclusión en todos los sentidos.

Es el director moderno de RR.HH. quien puede cerrar la brecha entre lo digital y lo humano y sugerir estrategias para ayudar a lograr un equilibrio para el futuro del trabajo. Además, los líderes de Recursos Humanos son precisamente los que necesitan iniciar y mantener conversaciones con el resto de los directivos de la empresa. Su objetivo es claro: forjar el camino que les permita recorrer un futuro prometedor.

La experiencia del empleado refleja la experiencia del cliente

La necesidad de contar con el compromiso de los empleados como prioridad estratégica nunca había sido tan importante. Diversos estudios reflejan las diferencias abismales de la fidelidad y compromiso de los trabajadores entre unas empresas y otras. Además, se destaca la relación entre el crecimiento de la organización y la participación de los empleados. A mayor compromiso, mayor éxito empresarial.

Dada la necesidad de centrarse en la experiencia del empleado, RR.HH. tiene que invertir en Nuevas Tecnologías. Así lograrán crear experiencias excepcionales para los trabajadores, desde su incorporación hasta la finalización del contrato.

Los empleados de la nueva era no son menos que los clientes. Se requiere el mismo esfuerzo ante la satisfacción del cliente que del trabajador. Al igual que no hay negocio sin clientes, si no se cuenta con empleados comprometidos, no hay cultura organizacional. En este 2019 será la primera vez que coincidan cinco generaciones en la misma fuerza laboral. Por ello, gana prioridad la necesidad de comprender a los millennials y la GenZ.

La demanda de grandes talentos va a aumentar con el tiempo, y lo mismo ocurrirá con la escasez de estos. La única forma de mantenerse competitivo es asegurar la contratación de las personas adecuadas y mantenerlas motivadas e implicadas. Comprender qué quieren los empleados y qué los impulsa debería convertirse en una prioridad si se quiere sobrevivir en los tiempos impredecibles que se avecinan.

Las organizaciones tendrán que tomar decisiones consecuentes e inteligentes en el momento de elegir la tecnología que mantenga satisfecha a su fuerza laboral. Las organizaciones pueden acceder y rastrear los comentarios de sus empleados, reconocer y recompensar sus logros, guiarlos, formarlos regularmente y dejar que florezcan sus expectativas profesionales.

Colaboración entre lo humano y lo digital

Se confía en que el sector de gestión de RR.HH. ha nivel global alcanzará los 30 mil millones de dólares en 2025. Los avances en tecnología de la información (TI), análisis predictivo, inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático en los procesos de Recursos Humanos permiten a los profesionales realizar funciones tradicionales con mucha más facilidad y en mucho menos tiempo. En los próximos años, habrá muchos más ejecutivos de RR.HH. invirtiendo áreas tales como el análisis predictivo, la automatización mejorada de procesos y la IA.

Sin embargo, existe un lado negativo ante este avance. Los debates sobre inteligencia artificial y aprendizaje automático están presionando a las compañías a invertir en tecnología, pero sin tener mucho conocimiento sobre cómo usarla de manera óptima. En el informe de KPMG, el 50% de los líderes de RR.HH. no se sienten preparados para usar la tecnología disponible a su alrededor.

La falta de personal con las habilidades adecuadas es, sin duda, uno de los mayores desafíos que limitan a las organizaciones a enfrentarse y adaptarse al rápido ritmo de cambio. Una de las formas más efectivas de desafiar esta transformación digital es contratar empleados cualificados y capacitarlos con tiempo para que puedan trabajar en un entorno completamente digitalizado.

El futuro de los Recursos Humanos ya está aquí y su momento es ahora. Por lo tanto, los departamentos de RR.HH. debe ser líderes en las funciones de comprender los motivos por los que las personas se involucran, qué culturas impulsan los lugares de trabajo más productivos y qué ecuaciones permiten una verdadera fusión entre la capacidad humana y la tecnología.