Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de septiembre

El mercado laboral recupera en septiembre casi la mitad del empleo destruido en el periodo del estado de alarma. De hecho, el empleo marca su mejor septiembre de todos los tiempos, con 84.000 afiliados más a la seguridad social. No cabe duda de que se trata de cifras esperanzadoras en materia de afiliación, a pesar de haber seguido incrementándose los datos de paro de septiembre. Las previsiones de futuro dependerán, en gran medida, de la incertidumbre de la recuperación y el efecto de los nuevos confinamientos.

Una vez “superada” la primera ola de la covid-19, el empleo se ha ido recuperando lentamente y, como reflejan los 84.015 nuevos afiliados a la Seguridad Social, en septiembre ha ganado bastante impulso. Se trata de la mejor cifra en afiliaciones hasta la fecha, estando el anterior récord en apenas 28.627 nuevos afiliados en 2005 consecuencia de la burbuja inmobiliaria y la regulación masiva de inmigrantes.

Los datos de paro de septiembre también representan un momento histórico, pues se han registrado 26.329 parados menos en las oficinas de empleo. Es la mejor cifra de la serie, quedando así sin empleo 3.776.485 personas.

Estas cifras revelan que el sistema prácticamente recupera la mitad (46%) del empleo destruido durante los meses de crisis sanitaria. Entre el 12 de marzo y el 31 de abril, el sistema perdió 947.000 afiliados, creando 447.000 nuevos puestos de trabajo en los cinco meses comprendidos entre mayo y septiembre. Es el dato más alto desde marzo último e implica un descenso de 447.100 empleos a lo largo de los últimos doce meses (-2,3% interanual).

Hoy en día España cuenta con 18,84 millones de cotizantes frente a los 19,33 millones del pasado 12 de marzo. El descenso, aunque significativo, es la caída interanual más moderada en el número de afiliados de los últimos seis meses.

Descárgate gratis el Informe Adecco relativo a la Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de septiembre

Datos de Paro de septiembre

A pesar de las novedades, se siguen incrementando las cifras de desempleo y la caída en la contratación, tanto en la comparación con respecto a 2019, como respecto al mes de agosto de 2020. Los aspectos más destacables son los siguientes:

  • Los Servicios vuelven a ser el sector con mayor descenso en el número de afiliaciones, llegando a un -2,7% interanual (391.300 empleos menos), aunque también es la variación más benigna en seis meses.
  • El número de parados registrados es de 3,78 millones. El aumento interanual ha sido de 696.800 parados (+22,6%), que es el más bajo de los últimos cinco meses.
  • El paro entre los menores de 25 años sube un +39,2% interanual, el doble que los mayores de esa edad, que lo hace en un +21,2%).
  • Septiembre cierra con la firma de 1,63 millones de nuevos contratos (-22,1%). Los contratos indefinidos cayeron significativamente más (-31,6% interanual, la mayor caída en tres meses) que los temporales (-20,8%, la caída más suave en siete meses).
  • A final de mes se han registrado 605.900 asalariados en ERTE de fuerza mayor.

Se espera que para octubre los resultados mantengan un tono similar a los de este mes, con 18,9 millones de afiliados (-2,5% interanual) y 3,9 millones de parados (+21,4%). Sin embargo, las nuevas medidas de confinamiento en Madrid y otras ciudades podrían derivar en un deterioro adicional, de difícil cuantificación.

Medidas urgentes para solventar la situación económica y de empleo

La dramática situación de la economía y el empleo aconsejan la planificación de acciones urgentes que respondan a los requerimientos de la UE para la obtención del Fondo de recuperación, de los que 15 mil millones deberían llegar en el año 2021.

Dentro del conjunto de estas necesidades, resultan imperiosas las siguientes:

  • Mejorar las medidas de flexibilidad para las empresas, garantizando una normativa que permita la adaptación a los cambios, atraiga inversión y favorezca la contratación.
  • Potenciar las políticas activas de empleo, ampliando las medidas y los recursos para la formación de todos los colectivos necesitados de recualificación:  personas en ERTE y resto de colectivos en situación de riesgo (jóvenes, personas con capacidades distintas…).
  • Reforzar la colaboración público-privada para mejorar las tasas de intermediación.
  • Ampliar las inversiones para un tejido productivo mucho más competitivo, mejorando las competencias e inversiones en digitalización, innovación, adecuación y atracción de talento, etcétera.
  • Minimizar el impacto de impuesto y cotizaciones a los colectivos (autónomos) y sectores en situación de mayor crisis.

Amplía la información descargándote el Informe sobre Afiliación a la Seguridad Social y Datos de Paro de septiembre pinchando en este enlace.