La importancia de tomar descansos durante la jornada laboral

16 minutos

¿Te has tomado un descanso hoy? Cualquier cosa cuenta, incluso si ha sido una hora para el almuerzo. Siempre que te haya dado algo de tiempo de inactividad fuera del trabajo, estamos contentos. Los descansos durante la jornada laboral resultan fundamentales para mantener un nivel óptimo de salud mental.

La importancia de tomar descansos se extiende por todas partes. Los descansos durante la jornada laboral ayudan a tu rendimiento y productividad, tus niveles de energía y tu capacidad de concentración, además de aumentar tu sensación de bienestar.

Pero tal vez te cuesta tomar descansos. Sabemos que no es tan simple como parece. Podrías pensar que estás haciendo caso omiso de tu trabajo o que estás siendo flojo, pero estás equivocado. Cuando aprendas lo valioso que es darse un descanso mientras mantienes el control, te preguntará por qué no comenzaste a tomar descansos antes. 

Descansos y rendimiento laboral: dos caras de una misma moneda

No es una cuestión de si debemos tomar descansos durante la jornada laboral. Es una cuestión de cuándo y por cuánto tiempo. Un descanso es un tiempo para uno mismo. Es cuando tienes la oportunidad de ponerte de pie y estirarte, tomar algo de comida o buscar alivio del estrés. Tomar un descanso del trabajo es una necesidad para tu rendimiento y productividad y para mantener tu concentración.

La idea de que debemos permanecer enfocados en una sola tarea durante el mayor tiempo posible ha sido desacreditada por muchos estudios. De hecho, los investigadores han descubierto que cuando nuestros cerebros se acostumbran a algo, el rendimiento y la productividad comienzan a caer en picado

También descubrieron que prestar atención a tareas individuales durante demasiado tiempo es perjudicial para el rendimiento, pero tomar descansos breves en última instancia nos ayuda a mantener la concentración durante más tiempo. Es por eso por lo que los descansos mentales son importantes: nos permiten reagruparnos y concentrar nuestra atención, en lugar de seguir luchando por concentrarnos, lo que al final nos hace improductivos.

Algunos investigadores también han descubierto que los descansos prolongados son contradictorios porque los trabajadores se aburren y fatigan más fácilmente. La cantidad de tiempo que descansamos para nuestros asuntos es importante. Necesitamos asegurarnos de tomar descansos que aumenten nuestros niveles de energía. También tenemos que encontrar el momento adecuado para tomar esos descansos.

¿Cuándo deberías tomarte un descanso?

No hay reglas establecidas para tomar los descansos durante la jornada laboral. Sin embargo, es genial si tomamos un descanso por la mañana, tarde o noche, o mejor aún, durante todos esos momentos. Es necesario tomar descansos a lo largo de nuestra jornada laboral, ya que no podemos concentrarnos intensamente durante ocho horas seguidas. Necesitamos estirarnos, comer y mirar algo más que nuestras pantallas.

Las estadísticas sobre las pausas en el trabajo son alarmantes. Una encuesta realizada por Tork exploró cómo se sienten las personas acerca de tomarse un descanso del trabajo y con qué frecuencia lo hacen. Esto es lo que encontraron:

  • El 22% de los trabajadores se sienten juzgados cuando se toman un descanso del trabajo a la mitad del día.
  • 39% de los trabajadores solo ocasionalmente, rara vez o nunca toman un descanso.
  • El 94% de los empleados que toman descansos sienten que sus descansos refrescaron su perspectiva del trabajo.
  • Más de 9 de cada 10 empleados tenían más probabilidades de permanecer en un trabajo si sus gerentes animaban a las personas a tomar descansos.

Aunque tomar descansos es beneficioso, mencionamos que a veces debemos evitar los descansos. No deberíamos tomar descansos si estamos en lo que se conoce como un estado de flujo, donde nos concentramos sin esfuerzo y disfrutamos de nuestras tareas. Es entonces cuando nuestros rendimiento y productividad están en su punto más alto, por lo que no queremos interrumpirlos.

Dicho esto, aquí hay algunas señales de que deberías tomarte un descanso:

  • Sientes que estás fatigado de Zoom
  • Estás trabajando demasiado en una sola tarea
  • Tienes hambre y necesitas un refrigerio saludable
  • Te sientes frustrado y necesitas despejar tu mente
  • Te resulta difícil concentrarte en cualquier cosa

Un descanso diferente para cada necesidad

Los descansos durante la jornada laboral satisfacen una variedad de necesidades. A veces nos llenan el estómago, reducen nuestros niveles de estrés y nos dan un cambio de escenario lejos de nuestro espacio de trabajo. 

Tampoco podemos olvidar la importancia de tomarse un descanso de las redes sociales. Al final del día, debemos valorar cualquier motivo para hacer un receso. Estaremos agradecidos por todos los beneficios que brindan estas pequeñas paradas, que ayudan a nuestra salud mental.

Pero tal vez estés abrumado por los diferentes tipos de descansos que puedes tomar. El tipo correcto de break puede tener un impacto en lo beneficioso que es. 

Sin embargo, saber qué tipo de descanso tomar es un desafío, por lo que le brindaremos algunas sugerencias. También sugerimos incorporar la técnica Pomodoro mientras disfrutas de una parada para ayudarte con la gestión del tiempo. 

Aquí hay algunos tipos diferentes de descansos que puedes probar:

  1. Descanso en la naturaleza: sal y siente el aire fresco. Es bueno alejarse de nuestro espacio de trabajo y mirar cosas nuevas. De esa manera, nuestro enfoque se recarga para cuando volvamos al trabajo. Caminar hará que tu sangre bombee, pero incluso sentarte fuera ayudará a cambiar las cosas.
  2. Descanso de las redes sociales: ser consciente de tu consumo de redes sociales ayuda a tu salud mental. También puede ayudarte a estar más presente. Establecer límites sobre cuánto tiempo pasas en ciertas aplicaciones es una forma de hacer cumplir tus descansos durante la jornada laboral.
  3. Descanso poderoso para la siesta: la siesta no es para todos, pero a algunos les encanta. Las siestas energéticas aumentan nuestros niveles de energía y ayudan con la dificultad para concentrarse.
  4. Descanso de baile: pon tu canción y ritmo favoritos durante un momento. Bailar es una actividad física que aumentará tu ritmo cardíaco y te dará tiempo para estirarte si tu trabajo te obliga a permanecer sentado.
  5. Descansos creativos: si tu trabajo no te permite expresar tu creatividad, los descansos pueden hacerlo. Puedes beneficiarte dibujando, pintando, escribiendo en un diario o cualquier forma de expresión creativa que disfrutes.
  6. Descansos para soñar despierto: soñar despierto mientras trabajas no siempre es una buena idea, pero hacerlo durante un descanso es muy beneficioso. Permite que tu mente divague, sueñe e incluso puede generar nuevas ideas, que luego contribuya a aumentar tu rendimiento y productividad.
  7. Descansos de meditación de atención plena: las actividades de atención plena como respirar profundamente o sintonizar con tus emociones pueden relajarte. Te ayuda a encontrar alivio del estrés y ralentizar tus días caóticos.
  8. Descansos para comer: todo el mundo necesita comida para alimentar sus niveles de concentración y enfoque. Entonces tomemos nuestros descansos para almorzar. Tomar un refrigerio saludable entre comidas más abundantes puede incluso marcar la diferencia.

No pierdas el autocontrol

Has decidido tomarte un descanso y soñar despierto. Te sientes bastante relajado durante tu tiempo de inactividad. Sin embargo, eso solo dura hasta que te das cuenta de que has estado soñando despierto durante los últimos 45 minutos. Ahora tienes que trabajar el doble para hacer algo al final del día porque perdiste la noción del tiempo. 

No querrás romperte así. Tu enfoque no se recargará, se eliminará por completo. Además, es una forma de procrastinación. No estás consciente de las tareas importantes que tienes entre manos ni descansas de verdad.

Actividades simples como mirar un video divertido o conversar con tu vecino pueden convertirse en horas de distracción. Estas cosas pueden parecer alegres, pero disminuyen tu rendimiento y productividad. Afortunadamente, puedes armarte de algunas herramientas que te ayudarán a mantener el control.

Aquí hay algunas maneras de mantener tus descansos durante la jornada laboral por el buen camino: 

  • Usa un cronómetro cuando tomes tus descansos. Los cronómetros te ayudan a ser exacto con tu tiempo de parada y te recuerdan cuándo termina
  • Usa un calendario virtual o físico para programar espacios regulares y mantenerte en un cronograma establecido
  • Los post-its u otras notas también te recuerdan que debes tomar tus descansos y saber cuándo terminarlos
  • Hacer un ejercicio de concentración como descanso y reanudar el trabajo al terminar

Algunas herramientas pueden funcionar mejor para unas personas que para otras, así que prueba varias técnicas hasta que encuentres la que te funciona. Cualquiera que sea la herramienta que elijas, asegúrate de ceñirte a ella y hacerte responsable.

Mira las paradas como parte de tu jornada laboral

Cuanto más te ajustes a la idea de que los descansos durante la jornada laboral deben ser una parte regular de tu día, mejor. Pero eso no significa que sea fácil. A veces, nuestros días están muy ocupados con el trabajo urgente y sentimos que no podemos justificar una pausa. Aún así deberíamos hacer de los descansos una prioridad.

Un estudio encontró que, aunque solo dispongamos de un poco de tiempo, los microdescansos todavía tienen un impacto positivo en el desempeño laboral de los empleados. Los microdescansos son instantes para ponerse de pie y estirarse, llenar una botella de agua o acariciar a tu gato. 

Los investigadores descubrieron que los empleados que tomaban microdescansos tenían un mayor compromiso laboral, una mayor calidad del trabajo y una actitud más positiva hacia su desempeño. 

Los microdescansos ayudan a nuestro rendimiento laboral, lo que demuestra que tomar descansos aumenta nuestros rendimiento y productividad general. Incluso los descansos más pequeños son saludables para incluirlos en nuestra jornada laboral. 

Tomar descansos más largos para evitar la fatiga de la decisión

Aunque los microdescansos tienen excelentes beneficios, a veces necesitamos descansos más largos. No podemos olvidarnos de las vacaciones y las estancias, por ejemplo. Nos ayudan a relajarnos y recargar nuestras mentes. 

Los descansos largos también pueden ayudarnos a desconectarnos del trabajo y la tecnología. Nos animan a estar más presentes. Piensa en ellos como oportunidades para explorar la naturaleza, probar cosas nuevas o simplemente levantar los pies y relajarse.

Los descansos prolongados también ayudan a prevenir la fatiga de las decisiones. Cuando experimentamos fatiga de decisión, nuestro cerebro se agota con ideas creativas, luchamos por concentrarnos y no podemos tomar decisiones tan fácilmente como lo hacemos normalmente. 

Afortunadamente, se han encontrado descansos más largos para ayudarnos a recuperarnos de las tensiones relacionadas con el trabajo y mejorar nuestro bienestar y nuestra salud mental. Le dan a nuestra mente un descanso de los factores estresantes del trabajo y la vida diaria. 

Si nuestra capacidad para tomar decisiones no es la habitual, debemos esforzarnos por mejorar nuestra situación. Saber cuándo nuestros cerebros necesitan un descanso más largo es una parte esencial del cuidado personal.

Trabaja duro, descansa duro

Nos encanta trabajar duro. Ver todo lo que nos brinda nuestro arduo trabajo es gratificante, pero también lo es aprender la importancia de tomar descansos. 

Aprender a tomarse un respiro sin dejar de tener autocontrol nos ayuda a cuidar nuestra salud mental y nuestro bienestar. Nos muestra que podemos trabajar duro y valorar el tiempo libre simultáneamente. Es una forma de autocuidado porque elegimos mejorar nuestra salud física y mental en lugar de dejar que nuestro trabajo la perjudique. 

También estamos demostrando que valoramos el equilibrio entre la vida laboral y personal cuando nos tomamos descansos durante la jornada laboral. Al detenernos para tomar descansos, nos mostramos a nosotros mismos que hay más en nuestras vidas que solo trabajar. Y eso nos ayuda a ser más felices en nuestra vida y en nuestro trabajo.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

Artículos

9 minutos

Qué es la Responsabilidad Social Corporativa

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE