Cómo mantener la calma en el trabajo

11 minutos

La experiencia que tienes en el trabajo está influenciada en gran medida por tu actitud y la actitud de quienes te rodean. Cuando te sientes tranquilo y practicas la positividad, puedes sentirte más motivado, más feliz en tu trabajo y más conectado con tu equipo. Los que te rodean también notarán y apreciarán tu calma, lo que generará un mejor ambiente en el lugar de trabajo en general. Obtén más información sobre por qué es importante mantener la calma en el trabajo y explora algunos consejos para permanecer tranquilo.

Por qué es necesario mantener la calma en el trabajo

Es importante mantener la calma en el trabajo porque cuando estás tranquilo, por lo general puedes pensar de manera más lógica, lo que te ayuda a tomar las decisiones que debes tomar en el transcurso de tu jornada laboral. Una actitud tranquila puede presentarse bien cuando estás enseñando un taller, trabajando en un conflicto con tu compañero de trabajo o presentando por qué mereces un aumento o promoción a tu gerente. Cuando permaneces tranquilo, hay más posibilidades de que también te mantengas positivo, lo que afecta a tus relaciones con las personas con las que trabajas para mejor.

Cómo mantener la calma en el trabajo

Mantener la calma en el trabajo es un atributo que puedes practicar en tu lugar de trabajo para respaldar un espacio más cohesivo del que te sienta feliz de ser parte todos los días. Si te preguntas cómo mantenerte relajado en el trabajo, considera estos consejos:

Permanecer enfocado

Si bien la multitarea puede hacerte sentir como si estuvieras logrando mucho, también puede hacer que te sientas un poco agotado al pasar de una labor a otra. Al final del día, puedes darte cuenta de que en realidad no has terminado ni una, pero sientes que has hecho mucho trabajo. En lugar de trabajar en múltiples tareas o proyectos, y en lugar de saltar de un correo electrónico a un proyecto y viceversa, intenta concentrarte en una cosa a la vez.

Una vez que termines un trabajo, podrás tacharlo de tu lista y pasar al siguiente, manteniéndote motivado y sintiéndote realizado. Permanecer enfocado y, como resultado, poder completar muchas tareas a lo largo del día también puede ayudarte a sentir el impulso al pasar al siguiente grupo de tareas.

Estar centrado va más allá de las tareas también: considera enfocarte solo en lo que puedes controlar. Puede haber muchas situaciones extrañas en el trabajo, pero saber qué está bajo tu control y qué está fuera de él puede ayudarte a mantener la calma en el trabajo a medida que abordas estas situaciones y encuentras soluciones.

Tener confianza

Si te sientes menos que tranquilo, podría deberse a una falta de confianza. Trata de sentirte confiado en tus habilidades, tu juicio, decisiones y en tu equipo. Si abordas tu trabajo con confianza, deberías poder navegar mejor por tareas o proyectos complejos y trabajar en estrecha colaboración con tu equipo. La confianza también te permite comunicarte de manera efectiva con tus compañeros de trabajo, lo que se reduce a un nivel de productividad constante que te ayuda a sentirte en control y permanecer tranquilo.

Tener una actitud positiva

Una actitud positiva puede marcar una gran diferencia en la forma en que abordas el lugar de trabajo. Con un enfoque positivo, es posible que te sientas menos estresado y más a cargo de tu jornada. También estás más involucrado en tu trabajo y eres capaz de pensar con claridad para encontrar soluciones a los problemas. No solo es importante tener una actitud positiva, sino que es crucial rodearse de otras personas que hacen lo mismo.

Confía en tu equipo

También puedes mantener la calma en el trabajo confiando en tu equipo. Si te sientes abrumado y estresado, considera pedir ayuda a tus compañeros de trabajo para pensar en soluciones o asumir algunas de tus tareas si están disponibles. Si eres líder de un equipo, delega responsabilidades para que el equipo trabaje en conjunto hacia un objetivo común y tú te liberes de buena parte de la carga. 

Haz descansos

No importa lo que hagas para tratar de evitar la incomodidad, todavía es posible sentir cualquier cosa excepto calma en el trabajo. Cuando esto sucede, puede ser mejor tomar un descanso. Cuenta hasta 10, conversa con un compañero de equipo o tómate un café.

Es posible que te sientas estresado por todas tus responsabilidades y te cueste pensar con claridad. Retirarte de la situación por un breve período de tiempo puede ayudarte a relajarte y abordar el resto de tu jornada laboral o una situación en particular desde una nueva perspectiva.

Si sabes que eres propenso al estrés en el trabajo, intenta comprender qué circunstancias crean estos sentimientos para poder anticiparlos y tomar las medidas necesarias para mantenerlos a raya. Puedes tomar un descanso cuando sientas que el estrés aumenta y entonces es posible que nunca alcances ese nivel de inquietud.

Planifica con anticipación

Un plan puede ayudarte a tener un propósito y prepararte para todo el día. Te puede ayudar a mantener la calma en el trabajo al tener claro qué te espera. Cuando suceda lo inesperado, será más fácil adaptarse porque sabes lo que te depara el resto del día. Trata de idear un plan al comienzo del día, teniendo en cuenta de qué eres responsable y las fechas de vencimiento, luego haz una lluvia de ideas sobre lo que podrías cambiar y anticipa las actualizaciones que tendrás que hacer. Con esto, no estarás tan sorprendido por los cambios que puedan surgir a lo largo de la jornada de trabajo.

Tener un compañero de trabajo

El simple hecho de tener un compañero en el trabajo puede brindarte el tipo de sistema de apoyo que necesitas para mantener la tranquilidad en el lugar de trabajo. Podría ser alguien en tu espacio de oficina o un compañero de trabajo de otro departamento con quien te conectes. Encuentra a alguien con quien te sientas cómodo, con quien disfrutes al hablar y que esté dispuesto a tomar descansos contigo mientras te alejas de tus tareas laborales.

Pide más responsabilidades

Si puedes permanecer tranquilo cuando tienes el control de una situación, considera pedirle a tu gerente responsabilidades adicionales o la oportunidad de liderar un proyecto. El solo hecho de tener algo que te toca completar puede darte la sensación de calma que has estado buscando. Puedes mantener la calma en el trabajo al tener personas y procesos que dependan de ti y de tu trabajo. Tener más que hacer puede enviar la señal a tu jefe de que también estás listo para un cambio de puesto, lo que podría abrir la puerta a una discusión sobre una promoción.

Establecer prioridades

Probablemente sepas que no todas las tareas tienen el mismo nivel de importancia. En realidad, algunas tareas dependen de que otras se completen primero. Para mantener la calma en el trabajo, establece prioridades para que puedas concentrarte en completar tus tareas en orden y tener una sensación de control sobre tu trabajo. Abordar tu día de esta manera puede ayudarte a permanecer tranquilo.

Deja ir las expectativas

Es normal tener expectativas y, a veces, incluso se fomentan, por lo que puedes trabajar para cumplirlas o superarlas. Sin embargo, hay momentos en los que necesitarás dejar de lado tus expectativas para poder reajustar tu día o compensar un cambio de planes que no esperabas. Las expectativas demasiado rígidas sobre cómo transcurrirá el día pueden conducir fácilmente al estrés cuando las cosas no funcionan de la manera que esperabas.

Por último, otra forma de mantener la calma en el trabajo es conseguir un equilibrio adecuado entre el trabajo y la vida personal. Si trabajas demasiado, puedes ser propenso a más estrés. Por lo tanto, considera establecer un horario de trabajo estricto para que puedas comenzar y terminar el trabajo en los momentos apropiados y aun así tener la disponibilidad fuera del trabajo para disfrutar de tus pasatiempos y compartirlos con tus seres queridos.

Relacionado

Artículos

11 minutos

Crear una fuerza laboral preparada para la IA

Leer

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE