«El talento, sin trabajo, no llega nunca a triunfar»

La dos veces medalla de oro olímpica, Theresa Zabell ganó su primera medalla de oro en unos Juegos Olímpicos en Barcelona 92. Consiguió, tal y como explica, su sueño: el subir a lo más alto de un podio en su deporte, la vela. Algunas de las claves para conseguirlo fueron el trabajo en equipo, la tenacidad, el esfuerzo y el mantenerse motivada a pesar de los momentos difíciles.

¿Qué papel cree usted que juega el esfuerzo y la tenacidad en el éxito profesional y personal?

Un papel muy importante. Sin esfuerzo y tenacidad no se llega a ningún lado, por mucho talento que pueda tener una persona. El talento sólo no le lleva a uno a conseguir sus objetivos, sean a corto, medio o largo plazo. Tiene que haber una mezcla del talento, más el esfuerzo, la tenacidad, y más muchos otros ingredientes, lo que le lleven a uno a conseguir los objetivos marcados.

En su carrera como deportista, ¿qué es lo que más ha valorado?

Valorar, valoras muchas cosas. Siempre digo, resumiendo, que de pequeña tuve un sueño, que era ganar una medalla olímpica, subirme a lo más alto del podio en unos juegos olímpicos. Si tienes un sueño, también tienes que asumir que no todo va a ser un camino de rosas, que vas a pasar por muchos momentos muy difíciles, y que tendrás que ser consciente que los deberás pasar y superar.

¿Y el trabajo en equipo?

Es importante, ya que, aunque sea un deporte individual, sin trabajo en equipo no lo vas a conseguir. El equipo juega un papel fundamental en todo lo que vayas a querer conseguir en la vida. También es importante, para la consecución de tus objetivos, la estrategia que te marcas para llegar a tu objetivo final, para no despuntar ni demasiado pronto ni demasiado tarde, sino hacerlo en el momento adecuado. Y luego, evidentemente, un ingrediente que también es importante, y que muchas veces infravaloramos o sobrevaloramos, es el ingrediente de la suerte. Tiene que estar presente en todo lo que hagamos en la vida. Y esos cinco aspectos también tienen que sumárseles la motivación, el día a día, la tenacidad, el esfuerzo, el talento, etc.

Habla de motivación. ¿Cuál es la clave para mantenerse motivado?

Es fundamental tener el objetivo claro y que ese objetivo apasione. Muchas veces, el objetivo no puede ser sólo uno. A veces, es a largo plazo. Entonces, para que no nos parezca muy lejano y que quedé un poco difuminado en el tiempo, nos tenemos que buscar objetivos más cercanos, que nos parezcan que si no hacemos lo que tenemos que hacer ese día, esa semana o ese mes, vamos a perder un poco el tren o el ritmo. Nos tenemos que marcar objetivos a corto o medio plazo, siempre dentro de la línea del objetivo final. Hay que tenerlos porque si no, podemos ir perdiendo la motivación.

¿Cuáles cree que son las características que debe tener una persona para ser un buen líder?

El saber motivar al equipo, el saber llevarles por el camino correcto y cuando una persona del equipo esté un poco bajo de motivación, saber volver a llevarle por el camino correcto, el saber subirle la motivación.

Un líder, ¿nace o se hace?

Hay un poco de ambas cosas. Un líder, un campeón o una persona que llega alto en el mundo de la empresa, tiene que ver con lo que lleva dentro, con la pasta con la que esté hecho. Pero el talento, sin trabajo, no llega nunca a triunfar. Muchas veces, las personas que han tenido que trabajar mucho, llegan más alto que los que llevan mucho talento dentro porque a lo mejor no están tan acostumbrados a trabajar.

Theresa Zabell, exregatista y vicepresidenta primera del COE