La marca empresarial como oportunidad de fidelizar el talento

Las organizaciones ya no pueden centrarse en un enfoque único. Focalizarse en la calidad del producto o servicio es igual de importante que la capacidad de la empresa para fidelizar el talento.

Tomemos como ejemplo Google. Su producto es bastante simple: un motor de búsqueda. Si bien su producto goza de gran éxito, al salir la compañía sale en una conversación, es probable que el tema a tratar no sea su gran producto, sino lo buena organización que es para trabajar.

Y Google no es el único … piensa en L’Oreal o IKEA, por poner un par de ejemplos más. Todas estas empresas tienen cosas en común. Se centran en la importancia de la marca e invierten en la felicidad y el bienestar de sus empleados.

Antes de meternos de lleno en cómo las organizaciones construyen su marca para encontrar y fidelizar el talento, veamos la importancia a la hora del reclutamiento y la retención.

Importancia creciente de la marca empresarial

Según el Harvard Business Review, la marca empresarial es cada vez más importante para los CEO y los líderes de recursos humanos y marketing. Además, se busca la creación de una marca empresarial global. Para muchos líderes, la responsabilidad de la marca de la empresa recae en el CEO o marketing en lugar de los reclutadores o RR.HH.

Esto significa que una presencia sólida de la empresa es cada vez más importante para las compañías que buscan asegurar y fidelizar el talento. Entonces, ¿qué es lo que hacen estas organizaciones para impulsar su marca empresarial?

Impulsar la marca empresarial para fidelizar el talento

Evaluar el reconocimiento de marca y la reputación de la empresa

En primer lugar, es importante saber cuál es la posición de la organización en términos de marca empresarial. Se consigue mediante encuestas, tanto a los principales interesados externos y audiencias objetivo como a los propios empleados. Con ellas, obtendremos información sobre el atractivo del negocio. Según los comentarios recibidos, se pueden establecer métricas y crear una estrategia para mejorar la reputación de la marca de la empresa.

Si se realizan mano a mano con los departamentos de RRHH resultará bastante más sencillo. Sea como sea, toda organización debe esforzase por:

  • Asegurar las necesidades de reclutamiento a largo plazo.
  • Llevar la marca de empresa a nivel global.
  • Diferenciar la marca empresarial de la competencia.
  • Construir la marca de empresa a nivel local.

Invertir en iniciativas de aprendizaje y desarrollo

La fuerza laboral actual está dominada por los Millennials, ya que representará el 75% de la fuerza laboral para 2025. Este grupo demográfico tiene la expectativa de contar con oportunidades para aprender nuevas habilidades y desarrollar las existentes.

De hecho, tal es su deseo de oportunidades de aprendizaje, que la investigación llevada a cabo por Gallup reflejó que más de la mitad de estos trabajadores lo califican como «extremadamente importante» al solicitar un trabajo. Como resultado, las compañías deben estar preparadas para cumplir con esa expectativa.

Para cumplir con este apetito por el aprendizaje, las organizaciones deben adoptar el panorama de aprendizaje electrónico en constante evolución, ya que brinda a los empleados la oportunidad de aprender y crecer en su tiempo libre. Además, las oportunidades que ofrecen credenciales transferibles, como la certificación profesional, pueden hacer que un empleador sea más atractivo que sus competidores.

Aprovechar el valor de la marca

Desde el principio, los empleados potenciales deben comprender las fortalezas de una empresa como empleador. Las empresas que hacen esto de manera efectiva pueden captar talento de manera temprana e infundir una lealtad directamente relacionada con la misión general de la marca.

Algunas marcas, como L’Oréal, llegan a crear un sitio web dedicado a comunicar el espíritu de su marca a los posibles empleados. Titulado «L’Oreal Talent«, el sitio comunica quiénes son y qué representan, qué pueden ser sus empleados y qué ofrecen como empleador. También utiliza el video de manera efectiva para presentar a los miembros de su equipo global y mostrar el trabajo que están haciendo.

Personalizar la experiencia del candidato y del empleado

Un factor clave a la hora de fidelizar el talento es la experiencia de los empleados para nutrir la fuerza laboral y hacerles saber que son más que solo un número. Esto puede lograrse mediante:

  • Un mapeo de la progresión del talento. Al mapear una hoja de ruta de desarrollo, los empleados tendrán un proceso claro y documentado que los ayudará a avanzar en la empresa. Este plan personalizado se aleja del enfoque único para todos e invierte en el futuro del individuo.
  • El reconocimiento de los empleados. El reconocimiento aumenta la moral individual y del personal. El reconocimiento de las personas por sus esfuerzos, ya sea en un foro digital como las redes sociales o en un evento trimestral, ayuda a crear un ambiente de trabajo motivado y que reconoce los esfuerzos.
  • El establecimiento de relaciones afectivas. Para la mayoría de los empleados, la relación con el supervisor es muy importante. Los ejecutivos deben tener esto en cuenta en su gestión y aprender más acerca de sus empleados, sin centrarse exclusivamente en cuál es su función cotidiana.

Comunicación interna

La comunicación es crucial para garantizar que se comprende a todos los niveles las necesidades de la organización. Así se consigue dar valor y comprender la necesidad de construir una marca empresarial fuerte, sabiendo todos el papel que pueden desempeñar.

Un gran ejemplo de una empresa que adopta plenamente este concepto es el Commonwealth Bank of Australia. Al crear una aplicación personalizada para el móvil a través de su sistema Sidekick, los empleados pueden administrar todos los aspectos de su experiencia laboral desde el acceso al directorio de empleados hasta la gestión de nóminas y cobros. Descargado por más de diez mil empleados, ha facilitado los procesos simples y ha proporcionado al equipo de Recursos Humanos nuevas ideas sobre cómo mejorar la vida de los empleados.

Crear un programa de protección de empleados

Según la investigación de Edelman, los empleados son defensores esenciales y el grupo más confiable además de los CEOS y altos ejecutivos a la hora de comunicarse. Como tal, las empresas deberían alentar a los empleados a comunicarse en sus redes personales y transmitir los acontecimientos positivos de la empresa y el espíritu de la marca.

La creación de un programa de protección efectivo trata sobre la cultura de la empresa y de cómo ésta trata y valora a sus empleados. Esto se puede hacer de manera efectiva a través de la comunicación interna y al informar al personal sobre las innovaciones o desarrollos en la empresa. Los individuos pueden compartir estas noticias y aumentar el alcance del contenido de la empresa, propiciando el conocimiento de la marca a todos los niveles.

A su vez, para fomentar el intercambio, se podría crear un esquema de recompensas que reconozca los esfuerzos de los trabajadores. Podría ser tan simple como regalar productos o servicios de la marca. Sea cual sea el incentivo, la empresa debe asegurarse de que sea algo que los empleados anhelen.

El mundo es más transparente que nunca. Las empresas ya no pueden confiar exclusivamente en esfuerzos inteligentes de reclutamiento y publicidad para construir su imagen de marca empresarial. Aquellos que se centran en la satisfacción de los empleados y el tipo de protección de estos, se beneficiarán interna y externamente a la hora de fidelizar el talento.