El cierre de las oficinas no será permanente

Las tendencias del mundo laboral se están centrando en los beneficios de trabajar desde la oficina. Es hora de repensar los horarios de trabajo y tener muy presente la salud mental de los trabajadores financieros, pues se ha deteriorado considerablemente debido a la Covid-19. Por todo ello, el cierre de las oficinas no será permanente.

El cierre de las oficinas puede ser prematuro: 5 tendencias del mundo del trabajo

1.El cierre de las oficinas puede ser exagerado a pesar del auge del trabajo remoto

Hace pocos días, Fujitsu anunció que reduciría a la mitad su espacio de oficinas en Japón a medida que se adapta a la «nueva normalidad». Según este nuevo plan, los empleados «comenzarán a trabajar principalmente de manera remota», pero tendrán la opción de elegir si desean trabajar desde su casa o la oficina. En respuesta a la pandemia del Covid-19, compañías como Twitter y Facebook han tomado previamente medidas similares. En contraste, compañías como Microsoft y Google han enfatizado los beneficios de trabajar colectivamente en un espacio de oficina.

Según el Financial Times, uno de esos beneficios es que los empleados que trabajan juntos son más creativos. Si bien es cierto que en la era de la tecnología impulsada por la IA, muchas de nuestras tareas pueden ser sustituidas por máquinas funcionales. Esto se convertirá cada vez más en un desafío si todos los empleados trabajan de forma remota.

2. ¿Debemos repensarnos los horarios laborales?

Uno de los cambios más significativos introducidos por la Covid-19 es repensar los horarios de los empleados. El día laboral tradicional de 9-5 ya no es el estándar de oro para muchos de nosotros. Pero ¿cuál es el efecto de este cambio en los trabajadores?

La revista online Harvard Business Review ha realizado una revisión de 153 artículos académicos que examinan cómo el trabajo en un horario no estándar afecta las actitudes, el comportamiento, la salud física y psicológica de los empleados, así como su vida personal y familiar. Entre sus conclusiones, encontramos que las empresas deberían hacer más para adaptar los horarios de trabajo a las necesidades y personalidades de sus empleados. El enfoque único para todos está desactualizado.

3. Los CEO que apuestan por el trabajo compartido para destacar en liderazgo y trabajo a tiempo parcial

Una de las principales organizaciones legales de interés público de Australia, Environmental Justice Australia, nombró a dos mujeres para compartir el puesto de CEO de la organización. Este exclusivo acuerdo entre directivos significa que tanto Nicola Rivers como Elizabeth McKinnon trabajarán en todos los aspectos del trabajo, pero cada uno lo hará a tiempo parcial.

Si bien los codirectores ejecutivos se han vuelto cada vez más comunes para las nuevas empresas, es mucho más inusual ver que se produzcan citas conjuntas dentro de organizaciones más establecidas. Nicola y Elizabeth presentaron una solicitud como equipo y juntas aportan una experiencia combinada de 32 años a su función.

4. La salud mental de los trabajadores se ha visto seriamente afectada por el confinamiento

Según una encuesta, más de ocho de cada diez profesionales bancarios y financieros con sede en Londres (86%) dicen que el bloqueo de la Covid-19 ha afectado su salud mental. El 52% de los encuestados dijeron que eran menos productivos, y casi cuatro de cada diez dicen que les resulta difícil concentrarse fuera de la oficina. Mientras que un tercio de ellos siente que no fueron apoyados por el empleador, el 53% dijo que su empleador estaba haciendo lo suficiente para apoyar su bienestar. Puedes ampliar esta información haciendo clic en este enlace.

5. Informe de la OCDE: la Covid-19 colapsa la actividad empresarial y se dispara el desempleo

La pandemia del coronavirus ha ralentizado las economías de la OCDE, lo que ha resultado en una pérdida de empleos sin precedentes. En comparación con la última gran crisis económica en 2008, parece que esta vez se ha trabajado hasta 10 veces menos horas. La OCDE predice que el desempleo alcanzará el 10% para fines de 2020 (frente al 5,3% a fines de 2019). No se espera una recuperación del empleo hasta después de 2021. En términos de desempleo, algunos países han tenido mejores resultados que otros, particularmente aquellos que han promulgado programas de retención de empleos.

Podemos concluir entonces que el cierre de las oficinas no será permanente. Además, seguramente primen los horarios flexibles y los puestos de trabajo híbridos, aquellos en los que se podrá trabajar en remoto y en las oficinas en días alternos.

Fuente: Adecco Group