Gamificación en Recursos Humanos

¿Recuerdas alguna oportunidad laboral que realmente te entusiasmara? Probablemente te imaginaste en el puesto como el nuevo de la empresa, pero como suele ocurrir, te preocupaba el proceso de la entrevista, sentarse cara a cara con el gerente de contratación para discutir tu experiencia y dónde planeas estar en cinco años. La gamificación en Recursos Humanos facilita el proceso de selección, tanto para el candidato como para el reclutador.

No hay nada más estresante que ser observado con escrutinio. Y la situación no resulta más sencilla para el responsable de contratación al tener que juzgar las características y calificaciones de un candidato en apenas 30 minutos. Por supuesto, los reclutadores cuentan con un listado común de aspectos a conversar con los candidatos, como:

  • Describe una situación en la que fuiste capaz de persuadir a alguien con éxito.
  • Alguna situación estresante que demuestre tus habilidades para superarlas y afrontarlas.
  • Un caso en el que la lógica y tu juicio te ayudó en la resolución de algún problema.

Sin embargo, la mejor manera de demostrarle a alguien nuestra valía es a través de acciones. Teniendo esto en cuenta, cada vez más empresas apuestan por la gamificación en Recursos Humanos para analizar las decisiones y ayudar en la identificación de los candidatos más adecuados según las necesidades de la empresa. Puede que crear un juego parezca una tarea abrumadora, pero en realidad, es bastante fácil implementar juegos que ayuden a la empresa a atraer talento.

El auge de la gamificación en Recursos Humanos

Según un informe de ReportLinker, el «mercado global de gamificación se valoró en 6,8 mil millones de dólares en 2018 y se prevé que crezca a una impresionante tasa anual del 32% para alcanzar los 40 mil millones de dólares en 2024». La frecuencia con que las empresas están adoptando la gamificación para múltiples propósitos, siendo uno de ellos es el proceso de reclutamiento, cada vez es más alta.

La gamificación en Recursos Humanos para el proceso de reclutamiento permite a los solicitantes mostrar su valía y habilidades antes de ocupar un puesto en la empresa. Al mismo tiempo, RR.HH. puede evaluar el talento de forma adecuada. Esto se puede lograr en forma de cuestionarios de comportamiento, desafíos del sector, misiones relacionadas con la empresa, etc. Además, «aumentar el compromiso de los empleados» ha sido el eslogan de la última década y, según Gallup, solo el 34% de la plantilla está comprometida. La gamificación puede ayudar a involucrar inmediatamente a los potenciales empleados.

El propósito del reclutamiento es evaluar las habilidades y conocimientos de un candidato. Pero también puede usarse este proceso para determinar si un candidato es el adecuado para la cultura de la empresa.

Implementar la gamificación

Si eres emprendedor o diriges una empresa, siempre querrás lo mejor para tu negocio. Esto incluye contratar al mejor talento que puedas pagar, pero encontrarlos y reclutarlos es otra historia. Los reclutadores pueden usar la gamificación para ahorrar tiempo y aumentar las posibilidades de contratar a la persona adecuada para el trabajo. La clave es implementar el estilo de juego apropiado que precalifica a los candidatos.

Al considerar los juegos de reclutamiento en la estrategia de gamificación en Recursos Humanos, se puede elegir entre plantillas ya creadas o personalizar los juegos.

  • Juego basado en plantillas. Bastará con agregar el contenido de la empresa a las plantillas de juegos existentes. Las interfaces plug-and-play combinan el poder de los juegos con la marca y el contenido de la organización. Una opción con plantilla permite una pequeña personalización a un coste menor.
  • Juego personalizado. Especialmente útil para las empresas que anhelan una historia mucho más profunda y entornos, escenarios y personajes personalizados.

Ambas opciones han demostrado atraer nuevos talentos, evaluar habilidades y personalidades, e impulsar mejores decisiones de contratación que los métodos de reclutamiento tradicionales.

A diferencia de un currículum, los juegos no pueden falsificarse

Es fácil mentir o engordar tus habilidades duranta la entrevista laboral. Sin embargo, es más difícil fingir un conocimiento extenso sobre un tema o un desempeño sólido durante un análisis gamificado. Con los juegos adecuados, los candidatos pueden demostrar lo que saben y cómo se comportan.

Por ejemplo, mediante la creación de juegos simples de trivial, palabras o unir, los reclutadores pueden identificar lo que los solicitantes saben sobre su industria, productos o procesos. Si se está buscando a alguien con habilidades muy específicas, deben preguntas específicas para determinar el conocimiento del aspirante. Además, la respuesta ha de ser cronometrada para asegurarse de que el entrevistado no tiene tiempo de buscar respuestas online.

Si el proceso de selección se enfoca más en comprender las habilidades sociales de alguien, lo más recomendable es probar un juego de ramificación, similar a un libro de “Elige tu propia aventura”. Estos son perfectos para probar las habilidades de ventas, negociaciones, comunicación, empatía y resolución de problemas. El análisis del rendimiento de los jugadores brinda una visión clara de las tendencias de comportamiento de un jugador y revelan si son adecuadas para la empresa.

La gamificación en Recursos Humanos permite una evaluación completa de los candidatos

Con la gamificación, se facilita un estudio completo de los candidatos en cuestión de horas. Muchos juegos se adaptan al rendimiento del jugador, indicándoles donde se encuentran y dándoles una sensación de logro independientemente de su nivel. La mayoría están diseñados para comenzar con preguntas / escenarios fáciles y aumentar / disminuir el nivel de dificultad según el desempeño de los jugadores.

Al crear estos juegos previos al empleo para los solicitantes, se les involucra a un nivel mucho más profundo, obteniendo información sobre sus personalidades, comportamientos, preferencias y procesos de pensamiento.

La gamificación permite identificar a los motivados (aquellos que completan el juego)

Si el juego de reclutamiento es completo, el reclutador podrá identificará quién está realmente interesado. Un juego bien construido debe incluir preguntas que inviten a la reflexión sobre el material pertinente y proporcionar comentarios concretos para ayudar a alguien a saber si tenía razón y / o cómo su decisión afectó el escenario virtual.

Por ejemplo, una empresa de servicio al cliente puede hacer preguntas específicas sobre productos o procesos, o representar cómo los empleados manejarían a un cliente insatisfecho. Permite calificar a los solicitantes según sus respuestas correctas / incorrectas, el impacto que pueden tener sus decisiones y el momento en que responden cada pregunta. Aquellos que completan el juego muestran un nivel de compromiso e indican una motivación para trabajar para la empresa.

En todo negocio siempre se deben tomar las mejores decisiones en función de las necesidades de la empresa. Esto incluye contratar el talento adecuado para los puestos adecuados. Al introducir la gamificación en Recursos Humanos, los reclutadores pueden aportar más eficiencia y conocimiento a la importante tarea de contratación.