La cultura del dato tendrá un nuevo legado tras la Covid-19

Si bien la mayoría de las organizaciones se han acostumbrado a usar datos para impulsar el éxito empresarial, no muchas habrán considerado su papel crítico en eventos inesperados como el brote de la Covid-19. Existen casos comerciales convincentes para utilizar plataformas de inteligencia empresarial en condiciones normales de operación. Pero ahora, en medio de la pandemia, el acceso a la cultura del dato con información flexible en tiempo real podría afectar la sostenibilidad y rentabilidad a largo plazo de cualquier empresa.

La pandemia de la Covid-19 ha demostrado cuán necesaria es una comprensión clara de los datos y su modelado para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad. La capacidad de comparar conjuntos de datos precisos de diferentes lugares es fundamental para comprender los brotes y poder controlar y comparar la cantidad de personas infectadas. A través de diversas tecnologías y herramientas de visualización, el gobierno y los líderes mundiales pueden predecir mejor los problemas en la economía y actuar de manera proactiva en lugar de reactiva.

La cultura del dato en el mundo empresarial

La necesidad de la cultura del dato es imprescindible para las empresas. Con las consecuencias socioeconómicas que ha generado la pandemia, los datos son el único recurso que puede predecir y determinar con precisión los escenarios de la “nueva normalidad”. Los líderes empresariales buscan una fuente de verdad, movilizando herramientas de datos personalizadas que se adapten mejor a sus necesidades a medida que evalúan lo que significa el negocio para ellos ahora y después del estado de emergencia sanitaria.

La crisis ha sido una lección para mantenerse a la vanguardia, y ha enfatizado la necesidad del análisis de datos y otras herramientas digitales que fortalezcan la capacidad de recuperación del negocio, las relaciones con los clientes, los sistemas tecnológicos y las operaciones. Los datos pueden actuar como una herramienta poderosa para combatir la crisis. De hecho, permiten tomar decisiones más rápidas e informadas y unir a los empleados. Sin embargo, muchas empresas se enfrentan a grandes desafíos que dificultan su capacidad de aprovechar la cultura del dato en todo su potencial.

Desafíos para acceder a la cultura del dato durante la pandemia

1. Inexistencia de la cultura del dato

Si bien tener acceso a los datos es crítico, los datos por sí mismos no son efectivos. Sin una fuerte cultura del dato que fomente el uso de estos entre los empleados, es muy difícil desarrollar un plan de respuesta eficaz que pueda mantenerse al día con la actual crisis y su rápida evolución.

El uso de herramientas de visualización y paneles de datos fomenta la colaboración y permite a todos tener la capacidad de tomar decisiones basadas en información contrastado y veraz. Durante años, hemos sido testigos de las organizaciones que luchan por realizar esfuerzos de transformación digital, ya que no existe una comunidad sólida en la que las personas se sientan cómodas para compartir ideas basadas en el conocimiento de los datos.

2. Fragmentación de datos

Muchas empresas todavía usan métodos obsoletos como las hojas de cálculo de Excel sin conexión y métodos de consolidación manual para reunir datos en toda la empresa. En tiempos de crisis, este tipo de recopilación de datos aislados no puede mantenerse al día. La fragmentación de datos impide que las personas de todos los niveles del negocio identifiquen problemas clave, ya que no existe una visión holística. Además, evita que las empresas puedan realizar cambios sobre la marcha en áreas con bajo rendimiento.

Al proporcionar una visión integrada y en vivo de todo el negocio, los líderes pueden determinar los próximos pasos para llevar a cabo sus operaciones y movilizar a sus equipos.

3. Datos irrelevantes y a destiempo

Si nos basamos en los informes mensuales de los sistemas de inteligencia empresarial heredados, rápidamente nos daremos cuenta de su insuficiencia a la hora de rastrear modificaciones en las operaciones comerciales y el comportamiento de los clientes en tiempo real.

Por ejemplo, las “compras de pánico” durante la fase inicial de la pandemia crearon escasez para muchas cadenas de supermercados. Sin embargo, estos picos en la demanda no siempre se representaron en los datos comerciales, ya que se basaban en el procesamiento manual y en la espera de un informe mensual.

4. Predecir el futuro

En este momento, el C-suite está preocupado por lo que significa para ellos y la compañía la Covid-19. Se espera que el impacto en la economía sea catastrófico y muchos líderes empresariales están buscando nuevos enfoques innovadores para ayudar a funcionar en la «nueva normalidad». Aquellos que están acostumbrados a analizar únicamente datos anteriores al aquí y ahora encontrarán muchas dificultades para responder este tipo de preguntas. El uso de los análisis predictivos y pronósticos ayudará a guiar y determinar cómo crear un plan efectivo a largo plazo.

5. El nuevo legado de la cultura del dato

Nos enfrentamos a un nuevo nivel de incertidumbre con el que la mayoría nunca ha tenido que lidiar. Crisis como la pandemia de gripe española o la Peste Negra se produjeron en un momento en que el mundo estaba más fragmentado y sin acceso a los datos con los que contamos hoy en día. Aunando la cultura del dato con estrategias, métodos y demás herramientas, los líderes ahora tienen la capacidad de diseñar mejor una estrategia óptima para seguir avanzando.

De hecho, estamos siendo testigos de la transformación del enfoque basado en datos rígidos aislados hacia sistemas flexibles que permiten a los líderes movilizar procesos comerciales sobre la marcha. Tener capacidades para la integración de datos y conocimientos predictivos, permite a los líderes tomar medidas inmediatas y ofrecer innovaciones para competir en esta época tan turbulenta.

Sigue habiendo muchas incógnitas por delante. Sin embargo, lo que es seguro es que la cultura del dato nos dejará un nuevo legado. Los datos son poderosos, pero son solo una pieza del rompecabezas. Es importante capacitar a las personas para que analicen, comprendan y se comuniquen con los datos, especialmente en tiempos de crisis. Aprovechar el análisis de datos y las herramientas de BI no debe verse como una solución a corto plazo a la luz del clima actual, debe ser un objetivo a largo plazo. Hacerlo les dará a las empresas la velocidad, escala y agilidad necesarias para enfrentar futuros eventos inesperados. La Covid-19 ha provocado que las empresas reconsideren la forma en que manejan sus organizaciones, ha actuado como un punto de inflexión y ha presionado a los líderes para acelerar nuevas formas de trabajo que ponen los datos en el centro del meollo.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Entrevistas con candidatos neurodiversos

Leer

Artículos

7 minutos

Por qué invertir en las comunicaciones internas

Leer

Artículos

13 minutos

Cómo retener a los empleados sin gastar más

Leer

Artículos

9 minutos

Contratar por habilidades y no por titulaciones

Leer

Artículos

6 minutos

Cuestiones clave sobre diversidad e inclusión

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE