Cómo crear una fuerza laboral diversa

9 minutos

Cuando pensamos en el lugar de trabajo del futuro, imaginamos una gran cantidad de tecnología nueva y brillante. Esa es una de las claves. Pero la verdadera ola del futuro es una organización con una fuerza laboral diversa e inclusiva. En estas circunstancias se podrá contar con personas de una amplia variedad de perspectivas, culturas y experiencias. Con este bagaje se podrán reunir para innovar y trabajar juntas hacia un objetivo común. 

Todas las empresas se esfuerzan por ser más diversas, pero las estadísticas muestran que lograrlo no es tan fácil como desearlo. Repasemos algunas de las mejores maneras de hacer que nuestro equipo sea más diverso e inclusivo.

Comprender las diferencias entre diversidad e inclusión

“Diversidad” e “inclusión” a menudo se usan para decir algo similar: necesitamos que nuestra organización refleje más a la sociedad en su conjunto. Aunque los objetivos son similares, en realidad son dos cosas diferentes que se complementan entre sí. 

La diversidad, en su forma más básica, significa incorporar personas de diferentes razas, culturas, religiones, capacidades físicas, antecedentes socioeconómicos y géneros. La inclusión va más allá: significa hacer que todos sientan que las diferentes perspectivas son bienvenidas y respetadas, y que todos tienen el mismo acceso a las oportunidades para contribuir al éxito de la organización. Pensemos en la diversidad como el ‘qué’ y en la inclusión como el ‘cómo’.

Analizar la cultura y el entorno de la empresa

Idealmente, la cultura de una empresa daría la bienvenida y respetaría cada voz y contribución. En realidad, podemos establecernos en surcos particulares que (intencionalmente o no) excluyen a una variedad de empleados de participar tan plenamente como podrían hacerlo de otra manera. 

Pongamos un ejemplo: ¿es común que las personas realicen una cantidad significativa de trabajo fuera del horario comercial estándar? Eso podría ser excluir a los padres o cuidadores. ¿Proporcionamos espacios privados para que los empleados acomoden cosas como la lactancia materna, la meditación o la oración privada? De lo contrario, esto podría alienar a los empleados que necesitan espacios tranquilos para atender sus asuntos personales durante los descansos.

Adoptar un modelo de lugar de trabajo inclusivo

En realidad, no es suficiente decir que apoyamos una variedad de culturas, religiones o nacionalidades. Debemos hacer que las personas se sientan bienvenidas y respetadas. Cuando los empleados sienten que necesitan ocultar una parte esencial de sí mismos, porque temen no “encajar”, ​​eso conduce a una baja moral y una alta rotación.

Una de las formas más efectivas de fomentar la inclusión es hacer que nuestra empresa sea más multilingüe. Tener un idioma común (como el inglés) es esencial para asegurarse de que todos puedan trabajar juntos en un nivel básico. Sin embargo, eso no significa que deba haber un lenguaje común que excluya a todos los demás. 

Los servicios de traducción pueden beneficiar a los empleados que se sienten más cómodos hablando en un idioma distinto y pueden ayudar a superar las barreras lingüísticas entre colegas. También es una oportunidad para ofrecer oportunidades de aprendizaje de idiomas a otras personas de nuestra organización y adoptar un enfoque multilingüe durante los eventos comunes de la empresa. 

Por ejemplo, si tenemos una cantidad significativa de empleados que hablan otro idioma, hagamos que los discursos o anuncios se entreguen en ese idioma además de en inglés. La diversidad lingüística también es algo por lo que podemos contratar, buscando candidatos multilingües desde el principio del proceso de contratación.

Una forma de hacer que las personas se sientan más seguras en su multiculturalidad es honrar y celebrar las diferentes prácticas culturales y religiosas. Esto no significa necesariamente tener fiestas navideñas para cada día festivo posible o destacar prácticas religiosas específicas, pero sí significa pensar en cosas como tener días festivos “flotantes”, que las personas puedan usar para celebrar sus propios días festivos religiosos. 

La mayoría de las organizaciones ya han tomado medidas para hacer que las fiestas navideñas tradicionales sean más inclusivas y no confesionales. Esto es simplemente llevar eso al siguiente paso y expandir el horizonte para incluir otros días festivos que podrían ser importantes para los miembros de la empresa.

La celebración tampoco tiene por qué limitarse a las fiestas religiosas. A lo largo del año, es bueno destacar diferentes tipos de festividades o celebraciones (como el Día de la Mujer o el Año Nuevo Chino) para ayudar a educar a nuestra fuerza laboral diversa y mostrar cómo una gran cantidad de perspectivas culturales contribuyen a los objetivos de nuestra empresa, nuestra industria, etc.

Asegurar que nuestros líderes modelen un comportamiento inclusivo

En cualquier organización, las personas recurren a la alta dirección para establecer el tono del trabajo diario. Echemos un vistazo a los ejecutivos de nuestra organización. ¿Hay un desequilibrio de género? ¿Tenemos líderes que provienen de diferentes orígenes religiosos o culturales? ¿Qué tipo de equipos están formando nuestros ejecutivos? ¿Reflejan también la diversidad en el lugar de trabajo?

Si nuestros rangos superiores se ven demasiado iguales, entonces hay formas de comenzar a cambiar ese hecho. No hay necesidad de despedir a los miembros valiosos de nuestra organización. Pero, podemos asegurarnos de que nuestros ejecutivos están capacitados en diversidad e inclusión y que sean conscientes de que es una prioridad importante para nuestra empresa. 

Cuando contrate y reclute, especialmente para puestos de alto nivel, considere adoptar la “Regla Rooney”. La Regla Rooney es una política oficial de la NFL, iniciada por el ex propietario de los Pittsburgh Steelers, Dan Rooney. Significa que una cierta cantidad de entrevistados para cualquier puesto deben ser minorías étnicas, para ayudar a garantizar que los candidatos de las minorías tengan una oportunidad válida. No garantiza la diversidad en inclusión en la contratación, sino un acceso más equitativo a las oportunidades laborales.  

No existe un punto misterioso en el que una organización sea mágicamente “lo suficientemente diversa” o “lo suficientemente inclusiva” con su fuerza laboral. Es un objetivo continuo, pero uno en el que se pueden tomar medidas ahora para obtener el impulso que se mueve en la dirección correcta.

Relacionado

Artículos

6 minutos

Construir sentido de pertenencia

Leer

Artículos

16 minutos

Pros y contras del trabajo flexible

Leer

Artículos

9 minutos

Qué es la Responsabilidad Social Corporativa

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE