Cómo construir una cultura del coaching en el trabajo

10 minutos

Estamos empezando a escuchar que la palabra «coaching» aparece cada vez con más frecuencia en la gestión del talento. De hecho, más líderes se están dando cuenta del valor de entrenar a los empleados a través de los diversos desafíos que enfrentan. Este nuevo estilo de gestión permite a los líderes conectar de forma más estrecha con los empleados mientras mantienen una sólida estrategia de gestión para el equipo. 

Según una investigación de la Federación Internacional de Coaching de 2017 , «Las organizaciones con una sólida cultura de coaching indican ingresos superiores a los de su grupo de pares de la industria (46% en comparación con el 39% de otras organizaciones que respondieron) e informan un mayor compromiso de los empleados (61% y 53%, respectivamente)». Las áreas de mejora más notables en el lugar de trabajo incluyen la comunicación, el bienestar, la productividad y la gestión empresarial. 

Diferencia entre coaching y tutorías

La mayoría piensa en el coaching y la tutoría como lo mismo y, si bien implican un compromiso de ambas partes (gerente y empleado), los métodos utilizados varían. En la tutoría, los empleados menos experimentados buscan un compañero o gerente con más experiencia para ofrecerles consejos, orientación y apoyo cuando enfrentan situaciones difíciles o necesitan capacitación. A menudo, estas relaciones tienen un componente a largo plazo, algunas de las cuales abarcan la duración de la carrera del aprendiz. En el coaching, un empleado o gerente líder hace el esfuerzo de conectar con los empleados de manera individual y constante, pero con metas a más corto plazo. El coaching suele ser un proceso más formal o estructurado, mientras que los estilos de mentoría pueden variar según la relación que se establezca entre el mentor y el aprendiz. 

El coaching en sí mismo no sirve para resolver los problemas de los empleados, sino para ayudarlos a empoderarse y a ser capaces de encontrar sus propias soluciones. Los empleados pueden concentrarse en las áreas en las que se sienten más débiles y su entrenador los responsabiliza de cumplir con las tareas recomendadas. Los empleados “son dueños” de los problemas, no el gerente. El coaching también puede adquirir una nueva dimensión cuando hay grupos de personas que reciben coaching a la vez. El coaching grupal puede tomar la forma de mentes maestras, dirección de carrera o desarrollo profesional. Nuevamente, los empleados deben apropiarse de este proceso para obtener el máximo beneficio. 

Por qué el coaching es cada vez más importante

Con el fin de preparar a sus empleados más nuevos para el futuro del trabajo, que se espera que incluya una rápida innovación y un mayor uso de la tecnología, debe haber una base sólida de habilidades que respalden el éxito a largo plazo. Y lo que es aún mejor, los empleados verán ese tipo de cultura como una de las ventajas de trabajar para una organización que también se filtrará a la marca del empleador. 

Una encuesta de Gallup indicó que la retroalimentación de la gerencia no es suficiente cuando se trata de crear una fuerza laboral sólida. Los trabajadores más jóvenes deben centrarse en lo que está por venir, no en lo que han hecho mal. El coaching es una forma mucho más positiva de garantizar que los empleados obtengan lo que necesitan para volverse productivos y comprometidos con sus trabajos.   

El coaching tiene muchos beneficios tanto para los líderes como para los subordinados, que incluyen: 

  • Establecimiento de objetivos estratégicos para garantizar que cada empleado se mantenga en una trayectoria profesional clara.
  • Capacitación práctica para aprender las tareas del trabajo y ser competente mientras recibe apoyo.
  • Ser un recurso para los empleados más jóvenes que necesitan orientación para desarrollar habilidades laborales.
  • Entrenamiento personalizado y tiempo para ayudar a superar cualquier obstáculo en el desempeño del trabajo. 
  • Mayor empoderamiento y sentido de independencia que sube la moral. 
  • Los entrenadores y mentores se sienten realizados porque han demostrado su valía. 

Para que esta relación entre coaches y empleados tenga éxito, una empresa debe adoptar este formato de liderazgo mediante el desarrollo de una cultura de coaching.

Consejos para cultivar una cultura de coaching en el trabajo

Hay muchas formas de promover una cultura de coaching. En general, es responsabilidad de los empleadores implementar los principios del coaching como parte del desarrollo de la carrera gerencial. Sin embargo, cualquier gerente puede comenzar a aprender cómo entrenar a las personas en situaciones difíciles. A continuación, os dejamos algunos consejos útiles para comenzar:

Comienza con la alta gerencia

Si existe alguna esperanza de cambiar la cultura de la organización, el liderazgo ejecutivo debe ver el valor del coaching y comenzar a implementar estos cambios. A medida que el liderazgo sénior tome las riendas, los empleados lo seguirán de manera natural. El coaching puede convertirse en parte de todas las comunicaciones en la organización, desde charlas improvisadas hasta reuniones formales.  

Haz las preguntas correctas a los empleados

En lugar de decirle a la gente qué hacer y cómo hacerlo, acostúmbrate a preguntar a los empleados qué necesitan para convertirse en miembros productivos del equipo. Emplea preguntas abiertas como, «¿Cómo puedo ayudarte?» o, «¿Qué puedes hacer diferente la próxima vez?» como una forma de hacer que los empleados piensen en resolver las cosas en sus propios términos. 

Facilita módulos de capacitación a demanda

Haz que sea una prioridad no solo realizar sesiones de coaching regulares con los empleados, sino también crear una serie de módulos de capacitación en torno a temas de coaching. Esta puede ser una excelente manera de llegar a más empleados y capacitar a los nuevos gerentes en el estilo de conversación que incluye el coaching. Como beneficio adicional, puede proporcionar esta capacitación «a demanda» utilizando una plataforma de capacitación basada en la nube. 

Responsabiliza a los gerentes del desempeño de los empleados

En el mundo empresarial moderno, una cultura de coaching incluye la responsabilidad de los empleados y su desempeño, en lo que se refiere a la eficacia de la gestión. Evalúa el desempeño de los equipos en función de las habilidades de los gerentes para entrenarlos para superar los obstáculos y mejorar en sus trabajos. Realiza revisiones periódicas del desempeño de los gerentes para asegurarte de que también se sienten adecuadamente respaldados.  

La cultura de coaching ha llegado para quedarse

Los empleados, particularmente en las generaciones más jóvenes, están expresando cada vez más sus necesidades de formación y desarrollo profesional. El futuro del trabajo cambia a grandes pasos y todos queremos contar con el mejor conjunto de habilidades para hacerle frente. 

Formar a los gerentes en habilidades de coaching y garantizar que los líderes senior estén de acuerdo con el programa son claves para desarrollar una sólida cultura de apoyo. Y es un buen objetivo para toda la organización. Todos los empleados en todos los niveles pueden beneficiarse de nuevas habilidades, nuevas formas de innovar o nuevas ideas a las que el coaching da vida.  Al crear una cultura de alumnos que quieren probar sus nuevas habilidades, el rendimiento empresarial aumenta al igual que lo hacen los beneficios finales. Si bien la configuración de un programa puede requerir algunos esfuerzos iniciales, el desarrollo de liderazgo y el apoyo de los empleados nunca son un desperdicio. Al menos, hará que los empleados se sientan apreciados, valorados y comprometidos. 

Relacionado

Artículos

6 minutos

Entrevistas con candidatos neurodiversos

Leer

Artículos

7 minutos

Por qué invertir en las comunicaciones internas

Leer

Artículos

13 minutos

Cómo retener a los empleados sin gastar más

Leer

Artículos

9 minutos

Contratar por habilidades y no por titulaciones

Leer

Artículos

6 minutos

Cuestiones clave sobre diversidad e inclusión

Leer

¿Te parece interesante? Compárte esta página:

Recibe las últimas noticias del sector RRHH directamente en tu correo. ¡Suscríbete!

SUSCRÍBETE

SUSCRÍBETE