Habilidades y capacidades top para el trabajo del futuro

Los centros de trabajo están cambiando a velocidades de vértigo. Por ello, todos los empleados deben prestar atención y preparase para lo que depara el futuro inmediato. Un aspecto importante de esta preparación es desarrollar las habilidades y capacidades top que lo ayudarán a tener éxito y prosperar en la nueva realidad de la próxima década.

Para ello, resulta indispensable detenerse a analizar cómo se ha evolucionado profesionalmente en los últimos cinco años. De esta forma podremos hacernos una idea de cuánto podemos evolucionar en los próximos cinco. No hay mejor momento que este para descubrir cuáles son las habilidades y capacidades top más importantes de cara al futuro. Así, podemos comenzar a trabajar en ellas.

Origen de esta evolución

El ritmo del cambio está siendo impulsado por varios factores. Nuestro mundo está más interconectado que nunca, lo que nos permite trabajar de forma remota y con personas de diferentes culturas tan fácilmente como si estuvieran en la oficina de al lado. Por otro lado, vivimos más y trabajamos por más tiempo, lo que crea una fuerza laboral de lo más diversa en la que la edad deja de tener importancia.

Además, lo que una vez fue ciencia ficción se ha convertido en una realidad. Las máquinas aumentan nuestras habilidades, nos liberan de tareas tediosas permitiéndonos enfocarnos en actividades de alto nivel. Incluso pueden llegar a ser nuestros colegas.

Por todo ello, no es de extrañar que las habilidades y capacidades top que deben desarrollar los equipos de trabajo hayan cambiado.

Habilidades y capacidades top de cara al trabajo del futuro

En el conjunto de habilidades y capacidades top para el trabajo del futuro, caben destacar:

Inteligencia emocional

En los últimos años, las organizaciones han estado buscando personas emocionalmente inteligentes. De car al futuro, la inteligencia emocional adquirirá todavía mayor importancia. La capacidad de comprender y expresar nuestras propias emociones, así como las de otras personas, será una de las habilidades más demandadas en los próximos años.

Creatividad

Como humanos, tenemos la increíble capacidad de ser creativos, imaginar e inventar cosas nuevas. La creatividad impulsa la innovación, lo que resulta en un crecimiento económico. Es una nueva forma de pensar que dará a las empresas una ventaja competitiva, por lo que todas querrán empleados creativos en el futuro.

Toda organización que incorpore a su plantilla personas que puedan descubrir cómo hacer cosas que nadie más está haciendo, logrará destacar sobre su competencia. Es importante darse cuenta de que la creatividad no es una habilidad única de los artistas. La creatividad se puede practicar y mejorar para lograr una calidad de vida óptima.

Flexibilidad y adaptabilidad

La actualidad nos muestra que los trabajos ya no son para toda la vida. Por lo tanto, necesitamos adaptarnos constantemente y aprender cosas nuevas. De hecho, la vida media de las habilidades se está reduciendo a un ritmo drástico. Lo que hemos aprendido hoy estará desactualizado dentro de dos o tres años. Todos necesitaremos desarrollar habilidades de flexibilidad y adaptabilidad, logrando así actualizar estas capacidades cada pocos años para aceptar nuevas formas de hacer las cosas.

Alfabetización de datos

Los datos son el combustible de la cuarta revolución industrial que estamos experimentando hoy. Las empresas son bombardeadas por datos. La explosión de datos no tiene valor para las empresas a menos que su personal tenga las habilidades necesarias para extraer información y tomar mejores decisiones basadas en ellos.

En la actualidad, existe una gran brecha de habilidades y capacidades top en este sentido. Si bien no todos deben ser expertos en la gestión y análisis de datos, todos los profesionales deben tener conocimientos al respecto. El primer paso para mejorar la alfabetización de datos es ser curioso, seguir preguntándose el porqué de las cosas y saber interpretar la información a la que ya se está expuesto. Todo trabajador debe averiguar de dónde provienen los datos y cómo usarlos.

Conocimiento tecnológico

Otra capacidad laboral importante de cara al futuro es la habilidad tecnológica. La cuarta revolución industrial está reuniendo muchas de las principales tendencias tecnológicas. Por sí solas, estas tecnologías transformarían las empresas a nivel individual, pero juntas están completando la remodelación de nuestro mundo.

Estas tecnologías incluyen la Inteligencia Artificial, el Big Data, el Internet de las Cosas (IoT), la robótica, la impresión 3D y el blockchain, entre otras. Al interaccionar entre sí, contribuyen a la modificación del mundo tal y como lo conocemos hoy en día. De ahí la importancia de que conozcamos cuáles son estos cambios, con qué rapidez se desarrollan estas diferentes tecnologías y cómo afectan a los negocios.

En el trabajo del futuro se apostará por los entornos colaborativos, la adaptabilidad, la innovación, el auto emprendimiento y el bienestar de los trabajadores. Aprovechemos el día de hoy para ponernos manos a la obra con las habilidades y capacidades top que se nos requerirán a muy corto plazo.